- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Un enamorado lleva tanto tiempo corriendo detrás de un tren que ya ha olvidado cuál de los pasajeros es su novia

Haciendo gala de una forma física envidiable, un enamorado lleva tanto tiempo corriendo detrás de un tren que ya ha olvidado cuál de los pasajeros es su novia. El joven, Marco Antonio Tevar Asensio, empezó a perseguir el vehículo a primera hora de la mañana de ayer en la Estación de Sants de Barcelona y desde entonces no ha parado de correr por el andén mientras profiere proclamas amorosas.

A una velocidad constante, y esquivando con enorme destreza las piedras que hay alrededor de las vías, Tevar Asensio se mantiene a escasos metros de los vagones, aunque desde hace horas ya no sabe a quién está persiguiendo. “Llevo tanto tiempo corriendo que, en cierto modo, ya quiero a todos los pasajeros que están sentados dentro”, se sincera con la respiración acelerada. “Me suena que amaba a una chica, pero tampoco podría descartar que fuera un chico”, reconoce.  

En lo que va de persecución, Marco Antonio Tevar ya ha besado a cuatro revisores. “Desgraciadamente, por su reacción me ha quedado claro que ninguno de ellos era mi pareja”, lamenta. “Yo solo sé que la quiero mucho y que no podía dejar que se fuera de Barcelona a Zaragoza sin verme correr al otro lado de la ventanilla despidiéndome, sea quien sea ella o él”, insiste. “He olvidado su cara, he olvidado su nombre, pero no he olvidado lo que me hacía sentir”, declara.

Renfe ha informado a la prensa de que la novia del enamorado lleva horas en su destino sin enterarse de nada porque su novio se ha equivocado de vía y está persiguiendo al tren que no es. “La novia ha ido a Zaragoza y él está yendo a pie a París”, avisan desde la estación. “Al menos se dirige a la ciudad del amor”, añaden.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones