- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Triste: Este hombre ha borrado el exhaustivo email en el que analizaba todo lo que está mal en su empresa y ponía a todo el mundo en su sitio y finalmente ha escrito “¡OK a todo! Me pongo a ello ahora mismo”

¡NOOO! ¿POR QUÉ LO HA BORRADO?

¡Oh, tío, qué pena! ¿Por qué ha hecho algo así? ¿Por qué ha borrado lo que claramente era lo mejor que había escrito en su vida? ¡Qué autoexigentes son los grandes escritores!

Este hombre, un trabajador de 43 años, ha dicho “basta ya” y tras analizar profundamente su empresa ha escrito un exhaustivo mail en el que decía todo lo que pensaba sobre la compañía y pormenorizaba todos los defectos de sus compañeros de trabajo. ¡Pero al final lo ha borrado nadie sabe por qué!

Hay historias que le dejan a uno con el corazón en un puño, porque este hombre había puesto muchísimo esfuerzo en volcar toda su alma en un mail que era realmente sentido y honesto. Francamente, lo que había escrito era su mejor obra y daba sentido a los diez últimos años de su vida… ¡Y ahora todo está borrado! 

Una pena. 

¿Por qué borrar un mail que era tan absolutamente certero? Es dramático. 

Todo ese trabajo de varias horas se ha perdido para siempre y ese mail, que no solo hubiera permitido a su empresa analizar sus debilidades y mejorar sus propios procesos sino que también hubiera pasado a la historia de la literatura por lo bellamente escrito que estaba, ha desaparecido y ya no queda rastro del mismo.

Supongo que los grandes artistas son así: vomitan su alma en un lienzo en blanco y finalmente lo borran todo y ponen “¡OK a todo!”. 

El mail, su “opus magna”, es irrecuperable y la verdad es que es una pena porque hubiera puesto patas arriba no solo su empresa, sino prácticamente el mundo de la literatura. Estaba mejor escrito que nada que hayas leído antes. Era honesto, bello, desgarrador… El incendio de la biblioteca de Alejandría de los mails.

¡Qué deprimente!

El mail estaba perfecto y, justo cuando le iba a dar a “enviar” (lo que era el primer paso para mejorar su vida), lo ha borrado todo en un arrebato (propio de los grandes artistas) y ha escrito “OK a todo”.

En fin, es una pena… No es la primera vez que este hombre decepciona a la humanidad, porque muchas veces ha ensayado un discurso de media hora para decirle a su jefe todas las verdades a la cara (la mejor performance de oratoria de toda la historia) para luego, a la hora de la verdad y por pura modestia, limitarse a decir “¡Jaja, sí, el sábado estoy libre!”. 

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones