- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Se ve obligado a quedarse con un piso porque hizo caca en el baño durante la visita

AHORA TENDRÁ QUE VIVIR AHÍ LOS PRÓXIMOS CINCO AÑOS

Esta semana, Fernando Camuñas, de Ponferrada, se ha visto obligado a quedarse con un piso porque durante la visita con la vendedora hizo caca en el baño. El hombre tuvo un apretón y le preguntó a la agente inmobiliaria si podía usar el lavabo y, aunque intentó ser rápido para que no pareciera que estaba haciendo de vientre, fue incapaz de disimularlo.

“Estuve mucho rato y dejé algo de olor, así que no me quedó otra que quedarme con el piso”, reconoce. “No tenía el arrojo para marcharme después de haber dejado aquello allí”, se sincera. “Si me lo preguntas, te diré que no es el piso de mis sueños, pero hice caca en él y ahora tengo que apechugar con eso”, dice ya con todos sus muebles instalados en la vivienda.

Ahora Camuñas tendrá que vivir en ese piso los próximos cinco años. “Me queda lejos del trabajo y buscaba algo más pequeño y económico, pero lo hecho, hecho está”, asegura. “Cuando necesité un váter ese piso estuvo ahí para mí y ahora yo estaré ahí para él”, insiste.

Los agentes inmobiliarios reconocen que dos de cada tres pisos se venden o alquilan porque la persona que los ha ido a ver ha usado el baño y se siente obligada a quedárselos. «Siempre dejamos el agua corriente de alta porque de lo contrario nadie se quedaría con los pisos», informan.

Al cierre de la edición, la prensa ha podido saber que Camuñas ya estuvo años trabajando en un bar porque entró a hacer pis y no tenía suficiente dinero para pagar un café.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones