- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Qué debe hacer el inquilino si el propietario no quiere cobrarle el alquiler

NUESTROS EXPERTOS TE ASESORAN

Uno de los problemas más comunes a los que se enfrenta un inquilino cuando alquila un piso es que el propietario se niegue a cobrarle el alquiler. Por mucho que los inquilinos intenten pagar, los propietarios rechazan el dinero sistemáticamente, lo que acaba generando un exceso de dinero en los arrendatarios. Para evitar sufrir esta lacra, a continuación nuestros expertos de Idealista te explican qué hacer si tu propietario no quiere cobrarte el alquiler.

Esconde el dinero en la casa para que se lo encuentre cuando dejes de vivir ahí. Si vas llenando la casa de billetes, cuando dejes de vivir en ella el propietario se lo encontrará todo y tendrá que cobrarte quiera o no. El problema de esto es que igual le enfada y te hace perder la fianza.

Métele el dinero del alquiler en el bolsillo sin que se enteren sus padres. La mayoría de los propietarios tiene miedo de que sus padres se enteren de que están recibiendo dinero de los inquilinos, así que si se lo entregas a escondidas es posible que acaben aceptándolo.

Amenázalo con pagar el doble si sigue sin aceptar tu dinero. Si hay algo que odian los propietarios de pisos es el dinero, si les amenazas con pagarle el doble o incluso el triple acabará aceptando el precio estipulado para evitarse problemas.

Quema el dinero del alquiler delante de él. Muchos propietarios se niegan a cobrar el alquiler porque quieren que los inquilinos disfruten de ese dinero, pero si ven que lo quemas delante de ellos, lo lógico es que lo acaben aceptando.

Págale con su misma moneda y regálale un piso. La venganza es un plato que se sirve frío. Si le vas regalando pisos a tu propietario, lo normal es que acabe cediendo y te empiece a cobrar el alquiler.

Vete a vivir a la calle. Cuando la situación sea insoportable y ya no puedas aguantar más viviendo gratis en tu casa, vete a vivir a la calle para ablandar el corazón del propietario y forzarle a cobrarte las mensualidades.

Pon una denuncia y lleva a tu propietario a juicio. Hay que tener cuidado con esto porque muchos abogados también se niegan a cobrar por los servicios jurídicos, lo que puede acabar involucrándote en otra batalla legal de la misma índole.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones