Mariano Rajoy

“No ha habido caja b y, por supuesto, nunca he triturado esa caja b porque no existía y porque además estaba llena de dinero, hubiera sido completamente estúpido por mi parte hacerlo”.

“Una vez usé una trituradora de papel y casi muero: trituré mi corbata y se me enganchó la barba en las cuchillas. Perdí tres dedos”.

“Estuve cinco días atrapado de esa guisa en mi despacho, gritando, sin que nadie me hiciera caso. Así que no, no trituré esos papeles de Bárcenas porque tengo fobia a las máquinas trituradoras”.

“Tuve que beber mi propia orina [Permanece en silencio durante dos minutos]. Es imposible que nadie me oyera gritar”.

“Le diré una cosa con meridiana claridad: en mis 40 años como militante del PP, no he sido del PP. He sido del PSOE, que es el partido que me representa”.

“Como socialdemócrata convencido, soy del Partido Socialista Obrero Español. Votante, simpatizante y militante. En su momento voté al señor José Luis Rodríguez Zapatero, a Alfredo Rubalcaba y a Pedro Sánchez”.

“Por lo tanto, como repugnante sociata que soy, no sé nada del Partido Popular, porque soy sociata. Soy un progre de rompe y rasga”.

“Insisto, soy del PSOE”.

“[Se levanta y pone el puño en alto] Arribaaaaa patrias de la tierraaaaaa. En pieeee famélica legión. Atruena la razón en marchaaaaaaa, es el fin de la o-pre-sióóóóóón”.

«Lo que es absolutamente falso es que si fuera yo (el Mariano Rajoy que aparece en los papeles) me atribuyan la percepción de esas cantidades. Yo no he cobrado dinero en metálico en toda mi vida porque soy comunista y me opongo no solo al concepto mismo de dinero sino a la existencia misma de la propiedad privada, una anomalía artificial que solo sirve para oprimir a los pueblos”.

“Los únicos pagos que he aceptado recibir han sido en forma de piezas de cerámica de Talavera, que son mi debilidad”.

“Deberían buscar a M. Rajoy, esa es la persona a la que deberían interrogar. Es un ser horrible, con ojos encendidos en sangre. A veces oigo su voz por la noche y me dice que queme cosas. (…) Le odio con toda mi alma, pero nunca he sido capaz de demostrar su existencia, creo que solo lo veo yo”.

“¡¡¡Ahí está!!! ¡¡Ahí está M. Rajoy!! ¿Es que nadie más lo ve?” [Mariano Rajoy se levanta de la silla, empieza a correr en círculos y es llamado al orden por el tribunal].

“Usted está dando como verdad cosas que son mentira. Yo ya le he dicho que los papeles del señor Bárcenas son, en mi opinión, una novela que estaba escribiendo él. Es todo ficción. Aunque admito que su prosa no es especialmente bella, pero quién soy yo para juzgar la habilidad literaria de nadie”.

Sobre los famosos mensajes que se intercambió con Bárcenas: “Oiga, si mantengo un chat con Bárcenas es porque este señor tiene unos ‘stickers’ muy divertidos que no sé de dónde saca y tiene unas salidas muy graciosas”.


José María Aznar

“Yo no he recibido ningún sobresueldo siendo presidente y ninguna cantidad que la que me corresponde (…). No sé lo que han hecho los demás ni me importa; ni sé lo que hicieron mis sucesores, ni me interesa”.

“¿Han hablado ustedes con el señor Rajoy? Pregunto”.

“Yo solo voy a decir una cosa, el culpable de todo se llama Mariano y se apellida Rajoy”.

“El puto Rajoy de la mierda, coño. A mí no me liéis que no tengo nada que ver con sus movidas”.

“Te tengo aquí y te reviento, hijo de la gran puta. Es que no te tengo ni que tocar: te miro con los ojos y te explota la puta cabeza. De pura rabia (…) Es la puta energía que tengo”.

«Señor letrado, me puede preguntar 30 o 500 veces la misma pregunta (…) que la respuesta va a ser la misma: me suda la polla”.

«¿No ha venido hoy el Évole? Al Évole le miro y se caga vivo”.

“Tu madre”.

A una pregunta sobre la caja b: “La caja b es el coño de tu madre, así es como lo llamábamos. Todo el mundo metía mano ahí dentro. Todo el partido estaba metido (…) Sí, sí, había sitio para todo el mundo”.

A la pregunta de si reconoce como suyas las siglas J.M. que aparecen en varios apuntes de 1990 de los papeles de Bárcenas: “No señor. A mí todo el mundo me llama ‘Turbo’ y así se me ha conocido siempre dentro del partido y con ese nombre aparezco en todos los contratos. A veces también se han referido a mí como ‘The Bossy Boss’”.

Sobre por qué lleva mascarilla si está solo en el despacho desde el que ha declarado: “Yo respeto las recomendaciones de las autoridades sanitarias, igual que recomiendan no viajar, igual que recomiendan tener cuidado al salir de casa, igual que recomiendan mantener una distancia, también recomiendan llevar mascarilla. Y yo soy respetuoso con las indicaciones de las autoridades, excepto con lo del vino y la conducción, porque todo tiene un límite”.

Sobre si había cajas fuertes en algún despacho de Génova: “Yo no soy inspector de cajas fuertes. Yo veo una caja fuerte y la abro con mi fuerza sobrehumana. Quiero decir, que no distingo una caja fuerte de un armario normal (…) Para mí no hay diferencia, porque conforme abro la puerta, el cerrojo cede de forma natural y yo apenas noto resistencia”.

Después de que un abogado relatara las explicaciones que dio en la comisión de investigación: “Le agradezco mucho que lea mi declaración en el Congreso de los Diputados porque creo que fue una buena declaración. Estuve muy bien. Probé el texto en diversos micrófonos abiertos, como el de La chocita del loro, y fue una petada absoluta. Yo no me pongo delante de un micrófono sin saber que el texto es redondo”.