Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Entiende que fue un error regalar a sus padres una máquina de envasar al vacío al encontrarse la tele de casa envasada al vacío

SUS PADRES SE HAN VUELTO “ADICTOS” AL VACÍO

Tras ver el televisor, el sofá, el mueble y el mando a distancia envasados al vacío, Alexis Pigeon, de 29 años, ha entendido que las pasadas navidades cometió un error al regalar a sus padres una máquina de envasar al vacío. “Empezaron a envasar al vacío todos los alimentos que llegaban a casa, pero ahora la situación está completamente fuera de control”, explica Pigeon a la prensa en un intento de prevenir a otras personas que estén valorando regalar una de estas “máquinas del demonio” a sus padres. 

Según explica, en su casa empezaron a usar la máquina con timidez envasando el embutido, para luego empezar a envasar la fruta pieza a pieza y finalmente cualquier objeto (alimentario o no) que entrara en el domicilio familiar. Y ha sido hoy cuando Pigeon ha encontrado, al llegar a casa, el televisor y absolutamente todos los objetos del comedor envasados al vacío. Sus padres consideran que así “se conservan mejor” y parece que estén casi “recién comprados” porque “da gusto verlos y solo les falta el precio o una pegatina con la marca”. 

“Mi padre no tanto, pero mi madre se ha vuelto adicta al vacío. Nunca hay suficiente vacío para ella”, explica asumiendo su responsabilidad en el proceso.

Según dice, la mujer considera ahora que lo natural es estar “rodeado de nada” y cree que un cuerpo físico “no debe tocar nada que no sea el propio cuerpo físico”; de hecho, está estudiando fórmulas para “envolver al vacío sin usar el plástico, que también es terrenal y por tanto impuro”.

El joven empezó a preocuparse hace dos semanas cuando escuchó a su madre decir la frase “envidio a las cosas que están al vacío porque ahí dentro se tiene que estar muy bien” mientras miraba una rodaja de salmón acabada de envasar. “He escuchado a mi madre decir que le sobra la atmósfera porque en el espacio solo hay vacío, orden y limpieza y todo empezó con la dichosa máquina esa”, confiesa.

“Temo despertarme un día envasado al vacío yo mismo”, ha dicho a la prensa para concluir.

Al cierre de la edición, fuentes cercanas a la familia Pigeon han informado de que Alexis ha logrado hacer frente a sus padres envasando al vacío la máquina de envasar al vacío. 

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Necesitamos tu ayuda para seguir construyendo tu Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Ayúdanos a seguir construyendo la actualidad del mañana libre de censuras y publicidad.

Últimas publicaciones