- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Un concejal español se pone las únicas 13 vacunas que quedaban en toda la Unión Europea

YA NO QUEDAN MÁS Y LAS PRÓXIMAS 10.000 DOSIS FABRICADAS YA LAS HA RESERVADO OTRO CONCEJAL

Diciendo que “era una pena que nadie las fuera a utilizar”, Martín García, concejal de Deportes del municipio de La Bañeza (León), ha conseguido ponerse las 13 últimas vacunas que quedaban en toda la Unión Europea, lo que ha despertado las críticas de sus vecinos, de los ciudadanos de toda España y de los gobiernos de toda Europa. “Las pocas vacunas que quedaban en toda la UE se las ha puesto un político español. Ya no quedan más”, ha tuiteado esta mañana Jens Spahn, ministro alemán de Sanidad.

“Y, por algún motivo, los siguientes cargamentos han sido reservados, no sabemos cómo, por otro concejal español que se las quiere poner todas”, ha asegurado Spahn.

Al parecer, García ha sido capaz de recorrer hasta siete países distintos y ha visitado 40 centros de salud de toda Europa poniéndose las últimas vacunas disponibles, recurriendo a su cargo de concejal y a un permiso impreso por él mismo para convencer a todo el mundo de que era su turno para vacunarse. 

“Es indignante pero su habilidad es asombrosa”, reconocía el ministro alemán.

La UE, que sufre escasez de vacunas, ha pedido explicaciones al Ejecutivo español y también ha preguntado si García podría ocuparse de negociar personalmente con las farmacéuticas “dado su inmenso talento para hacerse con todas las vacunas disponibles”.

El Gobierno de España ha puesto a disposición de Bruselas un equipo de élite formado por curas españoles, cargos intermedios de la Guardia Civil y directores de hospital con “un inexplicable olfato, prácticamente sobrenatural, para encontrar vacunas y quedárselas”. Serán ellos los que, a partir de ahora, negociarán directamente con las farmacéuticas. 

Estos españoles notan un dolor en la sien cada vez que se fabrica una nueva dosis de la vacuna, y su cuerpo se dirige hacia allí de forma instintiva y no descansan hasta que se la ponen. Esta habilidad podría ser una herramienta clave de la UE para los próximos meses, aunque el principal obstáculo será evitar que ellos mismos, con su sed insaciable de inmunidad, se las inoculen. 

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones