- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Los expertos, sorprendidos por la cantidad de madrileños «psicópatas» que tienen palas en casa

"¿QUÉ CLASE DE LOCO PELIGROSO TIENE SIERRAS, AZADAS Y PALAS EN UNA CIUDAD?", SE PREGUNTAN

«¿Qué clase de loco peligroso tiene palas, azadas y sierras en la ciudad de Madrid?». Esta es la pregunta que se están haciendo en estos momentos varios expertos, sorprendidos al ver que, tras la nevada en la capital de España, la mayor en 50 años, son muchos los ciudadanos que han salido a la calle «portando utensilios que en una ciudad son inútiles normalmente, salvo que estés enterrando cadáveres en un descampado».

«No es mía, es de mi padre, creo que se la trajo del pueblo para… para una cosa, no lo recuerdo», explicaba esta mañana, claramente nervioso, Paco Romero «Romenauer», como él mismo ha jurado que se llama, mientras escondía en el maletero la pala que estaba usando para quitar la nieve del coche.

«¿Por qué quieres saber de dónde la he sacado? ¿Quién te ha dicho que hablaras conmigo? Vienes de parte de don Vincenzo, ¿verdad? Dile a este hijo de puta que estoy preparado, que puede venir a verme cuando quiera si tiene lo que hay que tener, y que deje de mandarme esbirros», solicitaba otro ciudadano mientras se dirigía a la plaza de Callao «a pelear con bolas de nieve, tú ya me entiendes…».

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha asegurado que «es momento de arrimar el hombro» y ha pedido a los ciudadanos que ayuden a retirar la nieve «y nosotros no preguntaremos de dónde han sacado las azadas y los picos, no haremos preguntas y cualquier cosa que hayan hecho en el pasado, enterrada en la nieve se va a quedar».

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones