- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Las autoridades reconocen que no desalojaron la «rave» de Llinars porque la había organizado El Español

DE NUEVO, ACUDIERON A LA FIESTA LOS PRINCIPALES REPRESENTANTES DEL GOBIERNO, LA OPOSICIÓN Y LOS MANDOS DEL EJÉRCITO

No fue en respuesta a ninguna pregunta, nadie le interpeló por ello, pero el ministro de Sanidad, Salvador Illa, no quiso dejar pasar esta mañana la oportunidad de entonar el mea culpa y dar la razón a los ciudadanos que han criticado a los políticos que acudieron a la «rave» de Llinars del Vallès, organizada por el diario El Español con motivo del Fin de Año y a la que asistieron unas 300 personas, entre ellas muchos políticos. La presencia de representantes de las instituciones fue el motivo por el que los Mossos d’Esquadra evitaron desalojar el recinto.

El fundador del diario El Español, Pedro J. Ramírez, quiso organizar una «rave» con la que despedir un año muy complicado y sigue defendiendo su decisión. “En todo momento se respetaban la distancia de seguridad y las medidas sanitarias”, ha defendido el periodista. La «rave», a la que acudieron dos ministros, entre ellos el de Sanidad, y los líderes del PP, Pablo Casado, y de Ciudadanos, Inés Arrimadas, se alargó durante tres días hasta que finalmente, por presión ciudadana, se acabó desalojando el lugar. “Yo soy palenciano y ya estaba en Llinars del Vallès, pero habría venido de Palencia solo para esta fiesta”, comentó Pablo Casado a la salida de la gigantesca nave.

El plan de los organizadores era alargar la fiesta hasta el domingo, pero fue interrumpida este sábado a las 12 del mediodía, cuando llevaba en funcionamiento «solo» 40 horas. “¿Pero sois conscientes de la indignación social que ha levantado esta concentración en plena pandemia?”, preguntaban los agentes a los políticos y mandos del Ejército. “No, ¿por qué?”, respondía Salvador Illa, ministro de Sanidad, aún en estado de embriaguez.

La «rave» de Llinars no ha sido el único evento polémico al que han acudido miembros de la clase política estos días. En la fiesta organizada en el chalet de Leticia Sabater también se pudo ver a personalidades como Fernando Simón, Pedro Sánchez o José Luis Martínez-Almeida.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones