- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Después de años de lucha, la letra K consigue adelantar a la letra J en el abecedario

“LA LETRA HACHE SIGUE SIENDO LA GRAN IGNORADA DEL ALFABETO”, DENUNCIAN LOS FILÓLOGOS

Han hecho falta innumerables escritos, recursos y apelaciones, pero finalmente la lucha burocrática de la letra K ha dado sus frutos y al fin se le ha permitido adelantar a la letra J en el abecedario. A partir de ahora, la décima letra del alfabeto será la K y la undécima será la J, hecho que obligará a modificar todos los libros de Lengua del mundo.

K llevaba años tratando de llegar al que consideraba que era su lugar natural y, aunque J tampoco daba su brazo a torcer pero finalmente, y tras un infierno burocrático y alienante, ha conseguido su objetivo.

“Se ha hecho kusticia”, han declarado los filólogos defensores de la letra K a la salida de los juzgados.

Ahora reina la confusión entre las personas que utilizan las letras diariamente. “¿Cuáles son las consecuencias? ¿Ahora las palabras cambian por el desplazamiento de letras?”, pregunta Iván Familiar Domínguez, que lleva usando las letras desde que tiene uso de razón. “¿Pero el resto de letras se desplaza o no? ¿Cae la Z como en un precipicio?”.

Los expertos no se atreven a aventurar cuáles serán las consecuencias de este cambio y explican que se irán viendo poco a poco. Lo que preocupa es que otras letras también quieran adelantar su posición alfabética y el abecedario se acabe convirtiendo en una batalla campal de egos.

“Hay muchos conflictos entre las letras”, se sinceran los filólogos, que llevan años alertando de esta situación sin que nadie les haga caso. “La letra hache sigue siendo la gran ignorada del abecedario”, denuncian. “Cualquier día hará alguna tontería y nos echaremos las manos a la cabeza”.

Se calcula que, dentro de diez mil años, la letra K conseguirá adelantar a la A y descubrirá que ante ella está la nada, convirtiendo su victoria en algo pírrico y con sabor a ceniza. O incluso peor, puede que se encuentre con la Z donde estaba la A y tenga que volver a remontar desde el final.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Necesitamos tu apoyo para poder construir la Verdad entre todos

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Ayúdanos a seguir construyendo la actualidad del mañana libre de censuras y publicidad.

Últimas publicaciones