- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Cinco trucos para mudarte a la casa de un amigo sin que se dé cuenta

NUESTROS EXPERTOS TE ASESORAN

Encontrar casa es cada vez más complicado. Lo mejor es elegir la de un amigo y, con la excusa de que lo visitas, poco a poco ir mudándote a ella sin que se entere. Este proceso puede parecer muy complejo, pero con estos trucos de nuestros expertos de Idealista podrás entrar a vivir en casa de tu amigo sin que se dé ni cuenta.

Cuando te diga que te quites el abrigo ya no te lo vuelvas a poner. Ve dejando toda tu ropa en su piso poco a poco hasta que ya la tengas toda allí, tu amigo no sospechará nada.

Pídele las llaves para bajar a comprar cervezas y aprovecha para hacer una copia. Si compras el suficiente número de cervezas, tu amigo ni se dará cuenta de que llevas meses durmiendo en su casa.

Ve dejando fotos de tu madre en los lugares más discretos de la casa. Empieza por el baño de invitados o el cuarto de la lavadora y ya, cuando tu amigo se acostumbre a la imagen de tu madre en su casa, empieza a poner sus fotos en grande en el salón.

Aprovecha el fin de semana en el que se va al pueblo para meter en casa a tu mujer y a tus hijos. Lo ideal es que poco a poco os vayáis instalando sin que tu amigo sospeche mucho, así que lo mejor es que tu mujer y tus hijos duerman en tu cama al principio.  

Con la excusa de acompañarle a hacer una gestión al ayuntamiento, empadrónate legalmente en su casa. No nos engañemos, tu amigo no es de los que leen la letra pequeña, así que no te costará mucho completar el trámite.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones