- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Un médico coleccionista se niega a sacar a un bebé de la placenta porque perderá todo el valor

SU HIJO DE 35 AÑOS SIGUE ESTANDO DENTRO DE LA BOLSA

Este contenido es posible gracias a las personas que respaldan El Mundo Today con su suscripción. Ayúdanos a seguir siendo el mejor medio de información del país y suscríbete.

Ignorando los deseos de los padres, un médico coleccionista del Hospital Povisa de Vigo se ha negado a sacar a un bebé de la placenta para que no pierda todo el valor. “Si lo sacamos de la bolsa pasará a valer menos de la mitad”, ha tratado de explicar el doctor Eduardo Espasa a los padres. “Sería una pena estropearlo tan pronto, además de que se puede rayar”, ha insistido el facultativo.

De momento el bebé permanece dentro de la placenta y el médico no deja que nadie se le acerque. Aunque a los padres les gustaría cogerlo en brazos e incluso amamantarlo, las exigencias del doctor Espasa se lo impiden completamente. “Somos primerizos, estamos bastante asustados y no queremos hacer nada que perjudique a nuestro pequeño”, se sinceran. “Apenas tiene unas horas de vida, no queremos que por nuestra culpa pierda valor y eso le cause problemas”, aclaran.

El médico es un experto coleccionista y está convencido de que los seres humanos se revalorizarán muy pronto. Según ha podido saber la prensa, su hijo de 35 años lleva toda la vida dentro de la bolsa y ahora mismo su valor equivale al de más de 20 personas normales. “Está como nuevo, todavía tiene todos los dientes de leche”, asegura Eduardo Espasa mientras muestra a su hijo adulto en el interior de la placenta.

El afán coleccionista de este médico le ha dado muchas alegrías pero también le ha causado algún problema, ya que ha perdido a algunos pacientes por no sacar los utensilios quirúrgicos de sus envoltorios. “Funcionan peor, pero si los abro pierden todo el valor”, explica.

spot_img

Suscríbete a nuestro boletín de titulares

Últimas publicaciones

spot_img
spot_imgspot_img