- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Le expulsan del Cielo por tirar comida a los ángeles

ALGUNOS ESTÁN TAN GORDOS QUE YA NO PUEDEN VOLAR

Tras años de advertencias y faltas disciplinarias, Antonio González Trujillo, un español fallecido en 1875 y hasta ahora residente en el Cielo, a la vera del Señor, ha sido expulsado y condenado al Infierno por dar de comer a los ángeles “de forma reiterada y desobedeciendo órdenes directas”, según han informado fuentes del Más Allá. “González llevó a cabo una vida virtuosa y merecía vivir en el Cielo eternamente, pero se ha revisado su expediente porque ha hecho engordar a los querubines hasta 20 kilos”, reza el comunicado oficial, difundido por la Santa Sede.

Según informan desde el Cielo, González argumenta que se ha ganado hacer lo que le dé la gana y que a él lo que le gusta es dar de comer a las palomas. Y dado que, lógicamente, todas las palomas están en el Infierno, da de comer a los ángeles pese a que se le ha prohibido hacerlo explícitamente en diversas ocasiones.

González ha ignorado incluso los carteles en los que “se ruega no dar de comer a los ángeles” que Nuestro Señor se vio obligado a colocar en 1912. Actualmente, los ángeles han engordado tanto que ya no pueden volar y lo único que hacen es caminar pesadamente, sin mostrar gracilidad en absoluto y teniendo un aspecto “más terrenal que divino”. 

Al parecer, Dios está muy orgulloso de los querubines y controla su dieta de forma muy estricta porque, al ser asexuados, tienden a ganar peso. González Trujillo les ha estado tirando migas de pan cada día simplemente para distraerse, cuando en el Cielo hay entretenimientos y placeres muy superiores. El incidente que ha provocado su expulsión ha sido la ingesta de uno de los ángeles, lo que ha hecho comprender a Dios que los estaba engordando para comérselos.

A última hora, fuentes del Infierno han confirmado que Trujillo está utilizando las brasas del cielo para asar palomas.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones