- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

El hecho de que el dueño de Pfizer se haya puesto la vacuna de Moderna genera incertidumbre entre la población y los accionistas

"CON MI SALUD NO ME LA JUEGO", SE HA SINCERADO

El consejero delegado de Pfizer, Albert Bourla, ha compartido esta mañana una fotografía donde se puede ver a una enfermera administrándole la vacuna del coronavirus. «Con la salud no se juega #Moderna #vaccine» ha publicado el directivo en Twitter, para luego confirmar que ha optado por vacunarse con la vacuna de la farmacéutica Moderna.

«Vuelvo a insistir: con mi salud yo no me la juego, cada cual que haga lo que considere oportuno», ha reiterado frente a las reacciones de incredulidad de miles de personas. Mientras tanto, y a la desesperada, desde la cuenta oficial de Pfizer insistían en que «ambas opciones son seguras», pero el daño ya estaba hecho: los accionistas exigían explicaciones y las personas a las que ya se ha inyectado la vacuna de Pfizer han entrado en pánico.

Bourla, lejos de matizar sus palabras o justificarse, ha seguido defendiendo su libertad de elección, argumentando que «el dueño de McDonald’s no come cada día en McDonald’s y nadie se lo reprocha».

Las acciones de la farmacéutica han terminado de desplomarse hace media hora, cuando el ejecutivo ha tuiteado el mensaje «tendríais que ver las uñas de la gente que trabaja en nuestros laboratorios y luego decidir».

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones