- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Un saltimbanqui del Circo del Sol sigue colgando de la red desde que la compañía cerró

SE HAN OLVIDADO DE ÉL POR COMPLETO Y SIGUE COLGANDO DEL TRAPECIO ATADO CON UNOS PAÑUELOS

Ocho meses después del cierre de la compañía, un saltimbanqui del Circo del Sol sigue colgando de la red esperando que alguien vaya a bajarlo. El acróbata ha pasado el confinamiento en el teatro y se alimenta de los restos de comida que quedaron en el suelo tras la última función. “Si me impulso con fuerza puedo rozar el suelo y coger palomitas con la lengua”, relata el afectado, Julián Gómez Corral.

Gómez tiene los brazos y las piernas cada vez más débiles y no sabe hasta cuándo podrá aguantar ahí subido. “Me gustaría volver a ver a mi familia”, se sincera. “Lo único que pido es que alguien de la compañía venga y me ayude a bajar”, ruega desesperado. “Incluso si vosotros tiráis de ese palo y me ayudáis a cogerlo os lo agradecería mucho”, dice a los reporteros que se han trasladado al teatro a cubrir la noticia.

En el Circo del Sol se han olvidado de él por completo y el saltimbanqui sigue colgando del trapecio atado con unos pañuelos. “¿Holaaa? ¿Hay alguieen?”, pregunta cada pocos minutos con la esperanza de que alguien le eche una mano. Según el artista, lo peor es que dejaron puesta «la música esa de mierda» del Circo del Sol.

El caso de este circo no es único. En la función de El Rey León que se hacía en el Teatro Lope de Vega de Madrid dejaron olvidado al actor que hace de Mufasa colgado de un precipicio y sigue ahí aferrándose a la vida con las uñas.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones