- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Newtral y Maldita.es piden que se deje de usar su servicio de ‘factchecking’ durante las discusiones de pareja

Tienen las redacciones completamente colapsadas analizando reproches

Con sus redacciones completamente saturadas, los verificadores como Newtral y Maldito Bulo, que se encargan de señalar qué noticias son verídicas y cuáles son etiquetadas como ‘bulos’, han pedido a los ciudadanos que tengan “un poco de responsabilidad” y dejen de usar sus servicios durante las discusiones de pareja para comprobar “quién ha dicho qué o quién hizo tal o cual cosa”.

“Entendemos que mucha gente necesita una entidad imparcial para desmentir rumores o dejar en evidencia a su pareja cuando le echa en cara algunos datos falsos, pero nosotros no estamos para eso”, explica la periodista Ana Pastor, fundadora de Newtral.

“Me da la sensación de que la gente no nos toma en serio”, añade. 

Cada vez más ciudadanos usan expresiones como “fake news” o “es un bulo que vuelve” cuando están en desacuerdo con un reproche hecho por su pareja, lo que les lleva a pedir asistencia a una entidad imparcial que verifique sus afirmaciones. “No, tu mujer Juana Guzmán no se lió con Carlos, es un bulo que está circulando por Whatsapp”, se vio obligado a publicar Newtral ayer por la tarde después de que Manuel Gutiérrez, de Burgos, les enviara unas fotografías de su pareja para comprobar si eran reales o no.

“Si tenemos que desmentir que tu mujer no se lió con Carlos o comprobar si tu marido dijo o no dijo que le daba absolutamente igual pedir comida china o no y luego, cuando llegó la comida china, estuvo quejándose toda la cena… pues lo haremos. Pero preferiríamos desmentir cosas de política internacional o de ciencia y no reproches personales o promesas que se hicieron y todavía no se han cumplido”, dice Pastor.

Desde Newtral y Maldito Bulo insisten además en que no tienen manera de comprobar cuándo el amor es verdadero.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones