- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Un cura termina la misa lamentando que el público estaba frío y no le entraba ninguna oración

NO SABE QUÉ HA PASADO PORQUE EL MISMO TEXTO LE FUNCIONÓ MUY BIEN AYER

Asegurando que “esta gente está muerta, macho”, Jaime Fornido, un párroco madrileño, ha salido de la iglesia esta mañana con la sensación de que el bolo de hoy, la misa habitual de los viernes, le ha ido mal porque el público estaba “frío” y por lo tanto ninguna de sus oraciones ha causado el efecto deseado, según ha informado a la prensa. “He estado remando durante toda la misa, pero estaban completamente apagados”, ha declarado Fornido. 

“Suerte que tengo tablas, pero me han puesto nervioso. He usado todos los trucos y he hecho un poco de crowd work preguntando a las parejas lo típico de ‘¿Venís juntos?’ y todo ese rollo, pero nada, contestaban con monosílabos”, ha explicado a los periodistas. Admite que ha llegado a perder la paciencia y le ha espetado al público “¿Qué os pasa? ¿Es que no queréis salvaros o qué?”. 

Pese a la frialdad del público, el párroco admite que su material, la Biblia, no es muy bueno, pero cree que su delivery es tan enérgico que compensa la poca originalidad del texto. Fornido ha llegado a usar un bloque “buenísimo” de one-liners del Libro de los Salmos que siempre le funciona pero hoy ni siquiera eso ha sido recibido con ovaciones o aplausos. 

Según dice, ha habido silencio incluso después del punchline de su bendición final. 

De cara al bolo de mañana, Fornido intentará improvisar más, pegarse menos al texto y trabajar en un par de callbacks que den más unidad al acto. 

El párroco admite que su conexión con el público se rompió hace unos años, cuando estalló un pequeño escándalo sobre acoso sexual tras masturbarse delante de algunas feligresas.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.