- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Llama al Teléfono de la Esperanza y logra convencerles para que cierren

LOS TELEOPERADORES AHORA CREEN QUE LA VIDA NO TIENE SENTIDO

Después de media hora de conversación con el Teléfono de la Esperanza, Encarnación Trujillo, de 66 años de edad, ha logrado convencerles para que cierren al hacerles entender el sinsentido que es la vida, lo insignificante que es el ser humano respecto al universo y lo abocados al dolor que estamos con nuestra mera existencia.

Aunque inicialmente la persona que descolgó el teléfono trató de animar a Encarnación, enseguida fue entendiendo que la depresión es la reacción lógica a la consciencia humana y que tratar de buscar razones para vivir es simplemente autoengañarse. “Podría decirle que buscara razones para vivir, que en el fondo todos tenemos alguna, pero la verdad es que todos somos prescindibles, meros productos de un azar evolutivo y de un algoritmo biológico que nos engaña para que intentemos propagar nuestro ADN, manteniendo así esta farsa que es la vida”, se sinceró la trabajadora del Teléfono de la Esperanza antes de desconectar todos los teléfonos.  

Todos los teleoperadores ahora creen que la vida no tiene sentido y elogian la capacidad dialéctica y lo bien amueblada que tenía la cabeza la persona que les llamó. “Nos ha hecho entender que todo lo que sentimos, todo lo que hemos vivido, desaparecerá con nosotros, que nada habrá servido de nada porque, desde un punto de vista cosmológico, ni siquiera hemos existido”, expresa el director de la ONG de acción social.

Antes de bajar la persiana para siempre, los responsables de la ONG han pedido perdón a las miles de personas a las que han alargado la vida con sus falsas esperanzas durante los últimos años. «No sabíamos lo que hacíamos y estamos muy arrepentidos», han asegurado.

No es la primera vez que Encarnación Trujillo crea problemas. Las ambulancias de su Soria natal llevan años sin acudir a las urgencias porque una vez Trujillo les llamó y les hizo entender que ir salvando a la gente no vale la pena porque tarde o temprano todos vamos a morir.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.