- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

La NASA comparece avergonzada para aclarar que el telescopio estaba húmedo y que no parece que haya agua en la Luna

“HABÍA AGUA MIRÁRAMOS DONDE MIRÁRAMOS Y ESO ERA RARO”, DICE LA AGENCIA

Tras el «nuevo y emocionante descubrimiento» anunciado ayer, en el que aseguraba haber encontrado agua en la Luna, la NASA se ha visto obligada a convocar una rueda de prensa de urgencia para aclarar que era el telescopio el que estaba húmedo y tenía algunas gotas de agua en la lente, por lo que creyeron haber visto agua en la Luna cuando en realidad no era así. “Lo sentimos muchísimo, hemos pasado un paño por el telescopio y el agua que creíamos haber visto en la Luna ha desaparecido, así que sigue seca. Nos pudo la emoción”, ha explicado Casey Honniball, investigadora en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la agencia estadounidense.

“Básicamente lo que vimos en la Luna era una gota de agua enorme, como una bola brillante. Y dijimos ‘uala, esto es la hostia y antes no estaba ahí’ y la hipótesis era que había caído como un meteorito de agua”, ha aclarado Honnibal mirando al suelo y pidiendo perdón “a toda la población del mundo que hubiera podido emocionarse con el hallazgo”.

“Luego hicimos unos análisis y vimos que era H2O y Cristasol, y eso nos puso en alerta, pero dijimos ‘bueno, el espacio es muy grande y nada indica que no pueda haber grandes reservas de Cristasol en el espacio, dado que estadísticamente es posible que el Cristasol se forme por sí mismo en según qué condiciones”, ha dicho la astrónoma.

“Es raro pero no imposible”, ha añadido.

Inmediatamente después de que diarios e informativos de todo el mundo anunciaran a la población el descubrimiento, los científicos empezaron a enfocar el telescopio hacia otras partes del espacio, encontrando exactamente las mismas cantidades de agua y Cristasol, también en forma de “gotas redondas e incluso demasiado redondas”.

“Ahí dijimos: ‘Uy, algo pasa’”, explica Honnibal.

En ese momento, según han explicado los astrónomos, todo el equipo de la agencia espacial empezó a sudar profusamente y a turnarse para mirar por el telescopio.

El telescopio encontró agua incluso en el sol.

Se valoró entonces que quizá el anuncio había sido precipitado: o bien todo lo que los científicos creían saber sobre nuestra estrella era falso o bien el excitante descubrimiento sobre la Luna era “inexacto” y debía ser “rectificado inmediatamente”.

“Había gente nerviosa y llorando y empapando la mirilla del telescopio, así que cada vez veíamos más y más agua en el espacio y nadie entendía nada”, ha relatado Honnibal. El telescopio se ensució tanto en ese momento que “solo se veían borrones” y algunos astrónomos, ya completamente aterrados, “llegaron a creer que el Universo había desaparecido”.

“En conclusión: no hay agua en la Luna, al menos por ahora. Y el descubrimiento de un enorme palo negro en Júpiter ha resultado ser también una pestaña”, ha concluido la investigadora.

Ante esta rueda de prensa convocada de urgencia, la población mundial ha hecho saber a la NASA que “da igual” y que “realmente nadie se había emocionado demasiado con lo del agua en la Luna”. Si muchas personas habían hecho retuit a la noticia en redes era por no hacer el feo a los científicos, dicen ahora los ciudadanos.

Hace dos meses la NASA ya sufrió un revés similar cuando, tras situar el telescopio Hubble del revés, anunció haber encontrado un planeta “exactamente igual que la Tierra”.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones