- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

El 35% de los españoles apoya la monarquía «porque si no al abuelo le da algo»

YA QUE LOS ABUELOS CUIDAN A SUS NIETOS, LOS ESPAÑOLES ESTÁN DISPUESTOS A CUIDAR DE LA FAMILIA REAL

Sin sentir simpatía alguna por la realeza y dejando claro que la Casa Real les parece una institución ilegitima y obsoleta, el 35% de los españoles apoya la monarquía “porque si no al abuelo le da algo”. Este porcentaje de la población antepone el bienestar de sus mayores a los principios éticos y morales, consciente de que los abuelos no están preparados para asumir el fin de la monarquía.

«Aunque pienses que en una democracia es inadmisible que alguien sea Jefe del Estado por la Gracia de Dios y estés convencido de que hay que adaptar la Constitución a la realidad del siglo XXI, luego te acuerdas de tu madre llorando de emoción en la boda de Felipe VI y antepones sus sentimientos a tus convicciones», señala Gustavo Medina del Rosario, sociólogo responsable del sondeo. “Muchos ancianos no podrían asumir los cambios que traería una república”, añade.

“Tranquilo, que ya lo pagamos nosotros, abuelo, no te preocupes que la monarquía sigue”, declara por tanto el 35% de la ciudadanía.

Los ciudadanos que prefieren la continuidad de Felipe VI sienten asimismo que se lo deben a los abuelos por todas las tardes que se han encargado de los nietos. Lo mínimo que pueden hacer para compensar tanta dedicación, piensan, es mantener a la Familia Real. “Está todo en orden, abuelo, como si Felipe y Letizia quieren tener más hijos, nosotros nos encargamos encantados”, aseguran. “Lo que quieran, de verdad”, insisten.

Por su parte, el 40% de los españoles que apoya la república lo hace porque sus abuelos ya están muertos y no necesitan protegerlos. “Entendemos perfectamente al 35% que apoya la monarquía pero nuestro abuelo se ha muerto y ya creemos que podemos avanzar como sociedad”, concluyen.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.