- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Los borrachos lamentan que Hollywood siempre contrate a actores sobrios para interpretarlos

MUCHOS LLEGAN A PLANTEARSE DEJAR EL ALCOHOL

Aunque, afortunadamente, cada vez hay más actores borrachos en la industria del entretenimiento, la brecha respecto a los actores sobrios sigue siendo muy grande. Por esta razón, la Asociación Norteamericana de Actores Borrachos ha denunciado públicamente esta semana que Hollywood sistemáticamente contrate a actores sobrios para interpretarlos.

La discriminación a la que son sometidos los actores borrachos es flagrante, los papeles de personas con una copa de más siempre se ofrecen a actores sobrios, aunque luego en la pantalla quede muy forzado. “Se nos aparta de la industria y esta marginación nos empuja a la bebida, con lo que cada vez estamos mejor preparados para interpretar estos papeles y al mismo tiempo más lejos de poder hacerlo”, comenta el actor Jeremy Brandy, portavoz de la asociación.

El techo de cristal está tan presente que muchos actores borrachos incluso llegan a plantearse dejar el alcohol, renunciando a su identidad. También en España: “Estoy harto de que mi carrera vaya haciendo eses, yo quiero ir directo al éxito”, se sincera el actor español Álvaro Gómez Porris, que hizo de «amigo borracho» en la película «Borrachos» de 2006. Desde entonces, y aunque en la industria «todos son mis mejores amigos», no ha superado ni un solo casting y de hecho se le ha expulsado de varios de ellos por mal comportamiento. Por eso ahora se plantea dejar de beber, lo que describe como «tirar la toalla».

En lo que respecta a las actrices borrachas, la situación es mucho peor. La mayoría de ellas tiene que fingir sobriedad para poder trabajar, de manera que las actrices borrachas acaban interpretando a actrices sobrias que interpretan a personajes borrachos, lo cual dificulta mucho su trabajo y su modo de vida.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.