- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Una pareja lleva ocho meses sin dormir porque no quieren irse a la cama enfadados

LA FALTA DE SUEÑO LES PROVOCA IRASCIBILIDAD, DIFICULTANDO UNA RECONCILIACIÓN

«Todo el mundo dice que no hay que irse a dormir enfadados y es lo que estamos intentando, pero cuesta hacer vida normal». Así admitía esta mañana Jaime Molina García, de Granada, su difícil convivencia con su pareja sentimental. Ambos llevan ocho meses sin conciliar el sueño porque llegan siempre enfadados al final del día.

Añade Molina que la falta de sueño tampoco ayuda, pues están ambos muy irascibles y, cuando logran que se les pase el enfado tras un desencuentro, llega otro roce. «La semana pasada conseguimos estar bien y nos fuimos corriendo a la cama aunque no eran ni las ocho y media de la tarde. Pero le di un golpe con el codo a mi pareja, o eso dice ella, y nos volvimos a enfadar», relata frustrado.

Otro problema añadido es el sexo de reconciliación: «Nos enfadamos, nos acostamos con furia y luego nos desvelamos y, aunque se nos haya pasado la rabia, ya no podemos dormir», dice Molina.

Ambos consideran ahora la opción de mantener una relación abierta para poder dormir con otras personas.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.