- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Un niño de tres años, muy crítico con el sabor de la arena del parque

CONSIDERA QUE LA DE LA PLAYA ES MUY SUPERIOR

Jesús Villalobos, un niño de tres años natural de Barcelona, sorprendió a todos en la tarde de ayer al mostrarse muy crítico con el sabor de la arena del parque. El niño dejó su pala y su rastrillo en el suelo y se negó a seguir metiéndose arena en la boca al considerar que no estaba nada buena.

“Cocinado como un pastel aún te lo puedes comer, pero así a palo seco, sin hormigas ni nada, es intomable”, alertó a los demás niños que se disponían a comerse la arena. Cada vez más menores de cinco años protestan por la baja calidad de la arena de los espacios urbanos. “Cuando tenía dos años recuerdo que la arena de este parque era un auténtico manjar, pero desde hace tiempo ya no hay quien se la coma”, denuncia Anita Rodríguez, de cuatro años.

Villalobos considera que la arena de la playa sigue siendo muy superior a la de los parques y lamenta que solo la pueda ingerir en los meses de verano, y ni siquiera este año porque sus padres han decidido no ir a Lloret de Mar. “No digo que la del parque tenga que saber igual, pero al menos que se la trabajen un poco más”, pide a los responsables del ayuntamiento. “Al final hay niños que se acaban comiendo plátanos y yogures por pura desesperación”, agrega.

Al cierre de la edición, después de que Jesús Villalobos vomitara la arena, la prensa ha podido saber que otro niño se la ha comido y ha sido mucho más entusiasta con su sabor. “Está llena de matices”, ha celebrado.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.