- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Un bebé empieza a sospechar de sus padres al comprobar que no están colocando protectores en los enchufes

"ESTA FAMILIA ES UN SÁLVESE QUIEN PUEDA", DICE

Después de haber visitado las casas de otros bebés y haberse fijado en que en ellas los enchufes están protegidos con piezas de plástico para evitar accidentes, un bebé de tres meses ha empezado a sospechar que sus padres no son de fiar porque no están tomando ninguna precaución. «Las esquinas de las mesas no tienen esas protecciones de plástico que veo en otros domicilios con bebés como yo y son detalles que te hacen pensar», comenta Malena Malanena.

La pequeña Malena asegura que va «con piececitos de plomo» cuando deambula por la casa y, por iniciativa propia, procura no meterse en la boca piezas pequeñas. «Me limito a chuparlas, pero cuando el cuerpo me pide tragarlas me contengo, y no porque haya alguien alrededor vigilando sino porque es lo que veo que hacen en otras casas», explica.

«Está claro que tengo que cuidar de mí misma porque esta familia es un sálvese quien pueda», lamenta el bebé. «Es para mear y no echar gota», añade.

Tampoco dispone Malena de un intercomunicador por si en plena noche se pone a llorar y requiere la asistencia de sus padres. «Yo no sé si es que son pobres, gilipollas o mala gente, supongo que lo iré descubriendo con el tiempo», concluye.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones