- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Tras la huida del resto de la familia, un señor se queda despotricando del Gobierno con su nieta de tres años

LA NIÑA NECESITARÁ AÑOS DE TERAPIA PARA RECUPERARSE

«Y lo del impuesto del patrimonio es una vergüenza, y esto no es solo de este Gobierno, esto viene de lejos. ¿Sabes lo que son las élites extractivas?». Así prosiguió ayer su monólogo en contra del Ejecutivo y de las grandes élites José Ángel Gutiérrez Olabarria, vecino de Barakaldo, después de que todos sus familiares se hubieran ido retirando discretamente de la mesa y solo quedara su nieta para escucharle.

«Dicen del virus este pero los que nos están matando de verdad, pero matar literalmente, son todos estos, esta gentuza, que son, de verdad, o inútiles o unos psicópatas o las dos cosas», argumentó Gutiérrez durante casi una hora de discurso encendido, ante el cual su nieta permaneció con la mirada fija en él, asombrada y con los ojos como platos. «Que me tuvieron más de tres horas esperando en el ambulatorio porque se me había hinchado una vena de un testículo, todos con la mascarilla, claro, que ya me dirás para qué sirve…», insistía él.

Agarrando a la niña por la cadera para que no pudiera escapar, el abuelo se aseguró de ser escuchado mientras criticaba el actual ordenamiento territorial: «Mucho Estado de las Autonomías y mucha puñeta, con todas esas delegaciones provinciales que no hacen más que costar dinero para nada, dinero tirado, porque esto lo que es es una mafia, coño, una puta mafia», aseguró. «Con mi dinero y con el tuyo todos estos se meten hasta el culo de cocaína y de putas y de todo, y si lo recordáramos al ir a votar, otro gallo cantaría», sentenció.

Una hora más tarde, la niña fue sorprendida jugando sola con dos muñecas, una de las cuales gritaba «Coletas, hijo de la gran puta». La familia cree que la menor necesitará años de terapia para recuperarse.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.