- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

¿Está tu casa preparada para alojar al rastreador de Covid que convivirá contigo los próximos seis meses?

NUESTROS EXPERTOS TE ASESORAN

Muchos ciudadanos han empezado a descargarse esta semana la aplicación Radar Covid, diseñada para evitar contagios entre la población. A muchos les sorprende que, una vez registrados en el sistema, la aplicación les asigne automáticamente un rastreador, que se traslada a vivir a su casa para controlar en todo momento el grado de exposición al virus. ¿Está tu vivienda preparada para esa convivencia? Los expertos de Idealista señalan algunos aspectos básicos a tener en cuenta antes de descargarse la app e iniciar este necesario proceso.

El rastreador necesita su propia habitación independiente. Es clave que no se confunda con los miembros de tu familia: el rastreador no es un conviviente. Necesita marcar distancias, y eso se traduce en cama propia, armario para él solo, balda reservada en la nevera y una butaca frente al televisor que solo él puede ocupar.

Deja tus pelos en el desagüe después de cada ducha y no tires de la cadena del váter. El rastreador debe analizar todos los pelos y residuos orgánicos. Él mismo te dirá cuándo puedes tirar de la cadena.

Si tiene dudas, el rastreador podrá «invitar» a otros rastreadores a tu casa. Puede que te haga falta otro ‘plegatín’ si el rastreador pide refuerzos.

Debes dejar que huela tu ropa interior. No se llama rastreador porque sí. Es un poco violento al principio pero esa intromisión en tu intimidad puede salvar vidas, merece la pena.

Tendrás que dejar que pruebe tu comida por si está infectada. Y si el resultado no es concluyente, es posible que se coma el plato entero.

Si el rastreador detecta Covid-19 en tu casa, os echará a todos y se quedará a vivir en ella. Su misión es combatir el virus, y si vosotros lo estáis expandiendo se encargará de que os vayáis de allí para que la casa vuelva a ser un entorno seguro.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.