- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Un jefe de contabilidad cree que está sufriendo un infarto al experimentar por primera vez una emoción propiamente humana

"NO SÉ CÓMO LA GENTE PUEDE VIVIR SINTIENDO ESTAS COSAS", COMENTA

Pancho Gusandria, jefe de contabilidad en la sede valenciana de la empresa Jenkins&Co., ha tenido que recibir asistencia médica esta mañana al salir de su despacho pálido y asustado asegurando que estaba sufriendo un infarto. «Se tocaba el pecho e insistía en que notaba como una presión en el estómago, así como rojez en los ojos. Luego nos hemos enterado de que acababa de nacer su nieto y hemos atado cabos», explica su compañero Paco Bellver.

Según Bellver, que conoce al afectado desde hace más de diez años, Gusandria es «un poco seco, poco dado a la expresión de los afectos». Explica su colega que «lo que ha pasado es que ha sentido una emoción propiamente humana por primera vez en 53 años y la ha confundido con un infarto de miocardio».

Ya dado de alta y reincorporado a sus tareas, Pancho Gusandria promete no volver a emocionarse nunca. «Es horrible, no entiendo cómo la gente puede vivir experimentando estas cosas», señala.

Bellver comenta que el afectado estaba pendiente de un importante ascenso en la compañía que ahora podría truncarse «porque ya se sabe cómo funciona esto, si desde arriba perciben signos de debilidad, como por ejemplo ser incapaz de mantener la compostura ante el nacimiento de un nieto, se te complica el futuro profesional». Consciente de esto, Gusandria ha pisoteado «física y moralmente» a un becario esta misma tarde y, completamente impávido, ha anunciado que se encuentra «perfectamente, como puede verse».

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.