- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

La Casa Real celebra que, con el fondo europeo, España podrá pagar al fin los 140.000 millones de euros que aún se le deben a Corinna

SÁNCHEZ DA POR SOLUCIONADA LA CRISIS

“La pesadilla ha acabado”. Con estas palabras ha celebrado la Casa Real que la Unión Europea haya llegado a un acuerdo para establecer un fondo de reactivación dotado de 750.000 millones de euros, de los cuales 140.000 son para España, cifra que coincide exactamente con la cantidad de dinero que, según han sabido los medios esta misma mañana, aún se le debe a Corinna Larsen.

“Con la examiga entrañable del rey emérito se llegó a un acuerdo económico de 200.000 millones de euros, de los cuales solo se habían hecho efectivos 65.000, por lo que con estos 140.000 podremos al fin saldar esa deuda pendiente y poner fin a este problema”, han informado desde la Casa Real.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha calificado el paquete como “un auténtico plan Marshall que permitirá poner punto y final a la importante crisis abierta por el asunto Corinna”. Sánchez ha detallado que España recibirá 140.000 millones de euros (el equivalente al 11% del PIB español) en seis años. “Es un impulso extraordinario”, ha añadido el mandatario, quien ha insistido en que se trata de un “gran acuerdo para Europa y para España”.

“Sé que muchos no estarán de acuerdo con que se use la ayuda europea para pagar a esa señora, pero yo iba a Europa y se me caía la cara de vergüenza sabiendo que teníamos esa deuda pendiente, porque los españoles no son de tener deudas”, ha dicho Sánchez. El presidente insiste en que, en cuanto Corinna reciba el dinero, las “informaciones inquietantes y perturbadoras” que han castigado a los españoles en los últimos meses desaparecerán para siempre.

A última hora, Juan Carlos I ha preguntado si a él le corresponden algunos millones a modo de comisión por el acuerdo.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.