- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

España logra llegar a un acuerdo con Holanda en parte por la estrategia de Sánchez de amenazar a Rutte con una aguja infectada

LA JERINGA CON CORONAVIRUS Y SIDA DESBLOQUEÓ LAS NEGOCIACIONES EN EL ÚLTIMO MOMENTO

La Unión Europea ha pactado a las 5.30 de la madrugada de este martes un fondo de reactivación para paliar los daños económicos de la covid-19 dotado con 750.000 millones de euros y un marco financiero para 2021-2027 de más de un billón de euros. Un acuerdo histórico que ha tenido que vencer la dura resistencia de países como Holanda, cuyo primer ministro, Mark Rutte, intentó reducir todo lo posible la ambición de las propuestas presupuestarias hasta que la presión de las regiones del sur y en concreto de la jeringuilla de Pedro Sánchez infectada «con coronavirus y SIDA» lo llevó a ceder.

«Es un gran acuerdo para Europa y para España», ha anunciado esta mañana Sánchez, agradeciendo el trabajo de todos los socios europeos sin dejar de insistir en que, en parte, el desbloqueo de las negociaciones tuvo que ver «con la jeringa infectada que puse en el cuello de mi homólogo holandés».

Mark Rutte ha reconocido su fracaso al intentar evitar la emisión de deuda para financiar subvenciones, un precedente que los países frugales de la UE no estaban dispuestos a sentar, pero ha insistido en que «los que más han presionado no tenían nada que perder y estaban dispuestos a todo, incluso a pincharme con agujas infectadas de virus en la yugular».

Sánchez ha explicado que, tras las duras negociaciones, la relación con Holanda es «cordial pero tensa», pero ha declarado también que «tiré la aguja inmediatamente en cuanto se firmó el acuerdo, sin rencores».

El acuerdo final prevé la aprobación de los planes nacionales de reforma por mayoría cualificada, es decir, sin derecho de veto, y el compromiso explícito por parte de España de «no volver a utilizar jeringuillas infectadas de coronavirus y SIDA como arma de negociación».

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.