- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

El Gobierno pide a los ciudadanos que sigan aplaudiendo a los sanitarios para evitar una huelga “de consecuencias catastróficas”

"NO NOS PODEMOS RELAJAR, HAY QUE SEGUIR APLAUDIENDO PARA MANTENER A LOS MÉDICOS SATISFECHOS", INSISTE SANIDAD

Ante las protestas de los profesionales sanitarios que se están extendiendo por todo el país, el Gobierno se ha dirigido hoy a los ciudadanos para pedirles que sigan aplaudiendo a los médicos y evitar así una huelga “de consecuencias catastróficas”. Desde el Ejecutivo consideran que, si se vuelve a aplaudir cada día a las ocho, como se hacía durante el confinamiento, los profesionales sanitarios volverán a estar contentos.

El Gobierno no quiere ser demasiado duro con la ciudadanía pero reconoce que la gente se ha relajado con los aplausos y eso ha provocado mucho malestar entre los médicos y enfermeros. “Entendemos perfectamente sus protestas porque no es nada fácil pasar de recibir el apoyo y agradecimiento de millones de personas a ver, de un día para otro, que ya no te hacen ni caso, que no valoran tu trabajo”, ha asegurado el ministro de Sanidad, Salvador Illa. «Y no es una regañina, pero sí un toque de atención», ha agregado.

El reto del Ejecutivo es aumentar un 80% el número de palmadas para evitar la huelga de los profesionales sanitarios en el peor momento posible, ahora que empieza a haber rebrotes. “Estas personas tienen necesidades y como Gobierno nuestro deber es pedir a la ciudadanía que haga un esfuerzo para poder cubrirlas”, explica Illa. “Unos aplausos, un grito de ánimo, alguna canción motivadora, no podemos dejar de lado a esta gente que ha trabajado tan duro durante la peor parte de la crisis del coronavirus”, ha añadido dirigiéndose a los españoles y pidiéndoles una mayor implicación.

«Es egoísta creer que basta con pagarles el sueldo, estas personas necesitan ánimo porque arriesgan sus propias vidas», ha zanjado el ministro en su comparecencia.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.