- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Sigue preguntando al cura si puede besar a la novia después de más de 40 años de matrimonio

NUNCA HA BESADO A LA NOVIA PORQUE AL CURA SE LE OLVIDÓ PERMITIRLO

Manuel Martínez, un feligrés natural de Valencia, sigue preguntándole al cura que lo casó si puede besar a la novia pese a que han pasado ya 40 años. Cada vez que siente ganas de posar sus labios sobre los de su mujer, este hombre coge el teléfono y llama al cura para pedirle permiso.

El cura, ya retirado desde hace unos años, asegura vivir un auténtico calvario. “Yo soy de sueño ligero, así que cuando me llama de madrugada para pedirme que le deje besar a la novia me acabo desvelando”, se sincera. “Llevo años sin dormir del tirón”, protesta. Debido a su avanzada edad, el cura no sabe utilizar bien el móvil, así que en muchas ocasiones Manuel se tiene que personar en la residencia en la que vive para preguntar si puede besar a su mujer.

El hombre está muy enamorado de su mujer y se siente muy atraído por ella, pero no quiere enfadar a Dios yendo demasiado lejos. De hecho, en realidad nunca la ha besado porque al cura se le olvidó decirlo la primera vez y ha seguido sin darle permiso a pesar de todas las peticiones. “Si han podido estar 40 años sin besarse podrán estar al menos otros 40”, asegura el sacerdote.

La mujer lamenta que, en tantos años de relación, Manuel siempre le haya pedido permiso al cura para besarla en lugar de pedírselo a ella. “Igual ahora tendríamos hijos”, reconoce.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.