- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Luis Piedrahita concluye, tras 20 años de investigación, que el pijama se echa a lavar cada 6,7 días

“ERA ALGO QUE NO SABÍAN NI LAS MADRES PERO AL FIN LA CIENCIA HA DADO LA RESPUESTA”, DICE EL MAGO Y HUMORISTA

Habiendo confesado reiteradamente que la duda le masticaba el alma y le entumecía el espíritu, Luis Piedrahita ha concluido al fin la investigación que le ha dado la respuesta a la pregunta de cada cuánto hay que poner a lavar el pijama, algo que, según sus palabras, “no sabían ni las madres”.

“Es una pregunta que ni los padres próceres de la humanidad ni los sabios de Grecia habían atinado a resolver, por lo que es normal que la investigación se haya prolongado tanto”, ha explicado el cómico y mago, lamentando las escasas ayudas que hay a la investigación en España, lo que le ha obligado a trabajar casi a solas.

Según explica Piedrahita, cuando inició sus pesquisas era muy poco lo que se sabía sobre los pijamas. “Sí, sabíamos que eran para regalar y que no servían para dormir, porque se te clavan los botones, pero poco más. Ahora, tras numerosas pruebas, sabemos muchísimas más cosas, como por ejemplo que una camiseta fea puede convertirse en pijama y no hay vuelta atrás, pierde la inocencia. ¿Por qué ocurre eso?”, se pregunta el investigador.

“En mi afán de investigación he llegado a dormir con camisón”, confiesa el humorista.

En todo caso, y tras cientos de pruebas, ha precisado que un pijama debe lavarse a las 160 horas, 24 minutos y 34 segundos. 

No es la primera conclusión de calado a la que llega el coruñés, que en 2008 publicó en la revista Nature (Developments in understanding nuts and their nature at the molecular level, Luis Piedrahita et altri, Nature 2006, 280:219-21) los resultados de un estudio que determinó que, efectivamente, un cacahuete flotando en una piscina sigue siendo un fruto seco porque, aunque se moje, “la naturaleza de su sequedad prevalece sobre la humedad contextual del medio en el que se halle en eventos concretos”. 

Tras el importante hallazgo sobre la periodicidad de los lavados de las prendas de dormir, Piedrahita dirigirá un equipo interdisciplinar para tratar de explicar por qué los mayores construyen los columpios siempre encima de un charco.