- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Se jubila el empleado de Renfe que gritaba «¡Pasajeros al tren!»

YA SOLO QUEDA EN ACTIVO EL NIÑO DEL PERIÓDICO QUE GRITA "¡EXTRA! ¡EXTRA!"

Jacinto Valentín Benavides, el empleado de Renfe que se encargaba de gritar «¡Pasajeros al tren!» cada vez que un convoy se disponía a abrir sus puertas en el andén, ha anunciado hoy su retirada. Valentín debutó cuando los trenes aún tenían máquinas de vapor y logró sobrevivir incluso con la llegada de los sistemas de megafonía. «El altavoz podía decir misa, hasta que no oían a Jacinto los conductores no se ponían en marcha», explica uno de sus compañeros.

Habituados a los retrasos de la operadora ferroviaria, los pasajeros se ponían en manos de Jacinto para saber cuándo debían prepararse para subir al vagón. «Gritaba como si cada tren fuera un tren que solo pasa una vez en la vida», asegura una clienta habitual de Renfe.

Sin duda, quien más echará de menos la labor de este veterano es el joven con un ramo de flores que persigue a su amada corriendo por el andén mientras ella se aleja a bordo del tren, con el rostro pegado al cristal de la ventanilla e intentando contener las lágrimas. «Sin él ya no sabré cuándo tengo que empezar el sprint», insiste mientras intenta recuperar el aliento.

Jacinto Valentín era uno de los pocos artesanos que aún estaban en activo en España. De su época solo sigue en plena forma el niño que grita «¡Extra! ¡Extra!» agitando el periódico con la mano. Aunque le quedan años de vida por delante, es posible que la crisis de la prensa escrita acabe mandándolo al paro.