- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Sanidad hará obligatorio encerrarse en cubos negros herméticos en los espacios públicos

“ES INCÓMODO PERO ES LO MÁS SEGURO, MÁS QUE LAS MASCARILLAS”, DICE EL MINISTRO DE SANIDAD

Desde este jueves, 21 de mayo, es obligatorio en España el uso de los famosos cubos negros herméticos en espacios públicos para las personas mayores de seis años. El objetivo es detener la difusión del coronavirus y facilitar el respeto de la distancia de seguridad de dos metros entre individuos. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha señalado que es una medida “ciertamente incómoda pero necesaria”, que se corresponde con esta nueva etapa de la desescalada.

“Al principio dijeron que no hacía falta encerrarse en los cubos negros herméticos y luego dijeron que sí, que encerrarse en los cubos negros herméticos podía ayudar. ¿En qué quedamos? ¿Hay que encerrarse en los cubos negros herméticos o no?”, se queja una ciudadana madrileña que ya hace semanas que compró cubos negros herméticos para todos los miembros de su familia pero que hasta ahora había decidido no usarlos porque resultan muy engorrosos, especialmente para sus hijos, que se asustan.

Para muchos ciudadanos, los cubos negros herméticos resultan eficaces pero demasiado incómodos como para hacer vida normal. Critican que, cuando uno está encerrado en un cubo negro hermético, cuesta mucho interactuar socialmente con los demás cubos negros herméticos. “Al estar tú dentro de uno, es imposible ver lo que hay en el exterior. Y aunque pudieras hacerlo, no podrías ver lo que hay en el interior, donde está encerrada la otra persona. Pero, en fin, es lo que hay”, comenta un ciudadano o una ciudadana de Barcelona desde el interior de un cubo negro hermético.

“Cuando te cruzas con otro, tienes que intuir que la persona que está encerrada en el otro cubo negro hermético también está sonriendo, aunque no lo puedas ver”, añade esta persona. También señala que es difícil abrazar o tocar a los demás al no poder sacar los brazos y que resulta muy difícil hacer la compra.

“Al ser hermético y no haber aire genera un poco de sensación de ahogo porque, efectivamente, te ahogas. El aire no entra y… cuesta… tragas mucho dióxido de carbono pero bueno… supongo… que es una buena medi… es acostumbrarse”, opina un cubo negro hermético de Madrid.

“…”, añade.

Desde el Gobierno recuerdan que, aunque por ahora el cubo negro hermético es solo obligatorio en los espacios comunes, lo ideal sería encerrarse en ellos también en casa y esperar a que la crisis acabe.