- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Miles de familias desfavorecidas dicen adiós al iPhone 11 después de que el Gobierno apruebe un Ingreso Mínimo que solo llega hasta los 1015 euros

“NOS HEMOS QUEDADO A 200 EUROS DE SALIR DE LA POBREZA”, SEÑALAN ALGUNAS FAMILIAS NECESITADAS

El Estado del bienestar llega hasta donde llega y, contra lo que se había prometido, las 850.000 familias que podrían recibir el subsidio no podrán comprarse el nuevo iPhone 11 con sistema de cámara dual con gran angular y diseñado para aguantar salpicaduras y chapuzones. “Es una decepción, mucha gente necesitada tendrá que seguir con el iPhone SE”, explica Marisa Guzmán, madre de tres hijos a los que tendrá que explicar por qué en su familia no tendrán un iPhone que se puede sumergir hasta cuatro metros de profundidad y deberán conformarse con modelos que solo resisten el agua hasta un metro de profundidad y durante un máximo de 30 minutos.

“No voté a Podemos para tener un iPhone de segunda categoría y sin pantalla Liquid Retina LCD, pero supongo que sigue habiendo clases sociales”, añade esta mujer, que ayer mismo renunció a su trabajo, lo que ahora entiende que fue un error. 

Desde algunas asociaciones y ONG han insistido en que el hecho de que haya familias haciendo fotografías que no tienen el nuevo ‘modo noche’ de Apple es “fomentar la desigualdad y pegarse un tiro en el pie como país”. 

Por suerte, como es sabido, absolutamente todas las familias pobres están formadas por delincuentes, por lo que podrán procurarse el nuevo iPhone 11 Pro Max “dando el palo” a los ciudadanos honrados que sí pueden pagarse ese modelo.