- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

El Gobierno alerta de que, si siguen bajando las muertes, se acabarán las ruedas de prensa de Fernando Simón

LOS ESPAÑOLES EXIGEN QUE SE COMPROMETA A COMPARECER DE VEZ EN CUANDO PARA CONTAR CÓMO LE VA LA VIDA

“Como los españoles sigan poniéndose la mascarilla y respetando la distancia de seguridad, este señor volverá a sus labores y no lo verán más”. Así de crudo y tajante se ha mostrado el presidente del Gobierno este mediodía al hablar de Fernando Simón. El jefe del Ejecutivo ha alertado de que, si siguen bajando los fallecimientos por coronavirus, se acabarán las ruedas de prensa del director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias.

Aunque los españoles reconocen que la pandemia ha sido dura y se han vivido momentos muy angustiosos en los últimos dos meses, consideran que disfrutar diariamente de las intervenciones de una persona tan carismática como Fernando Simón hace, en parte, que todo valga la pena. “Una parte de mí no quiere que esto se acabe porque ya me he acostumbrado a ver a este señor por la tele cada mañana”, se sincera una vecina de Madrid. “Yo no quiero volver a una normalidad en la que no esté Fernando Simón”, asegura un habitante de Villaverde.

El Gobierno advierte de que el fin de la pandemia irá alejando inevitablemente al epidemiólogo de nuestras vidas. «Para algunos la ausencia del señor Simón es peor que la muerte», informan desde el Ejecutivo. El Gobierno confía en que este toque de atención sirva para que los españoles reflexionen sobre las consecuencias de alejarse del estado de alarma. «Tampoco hay que volver a los 900 muertos diarios, con 100 ya es suficiente para mantener sus comparecencias», matiza Pedro Sánchez.

Ahora, pues, los ciudadanos se enfrentan al dilema de elegir entre una vida con salud y sin Fernando Simón o una vida sin salud pero con Fernando Simón. “Lo ideal sería poder tener las dos cosas, aunque entendemos que no es fácil”, conceden los españoles. Son muchos los que han exigido al Gobierno que Fernando Simón se comprometa a comparecer de vez en cuando para contar cómo le va la vida después de la pandemia. “No sé, aunque sea cada dos o tres semanas, pero nos gustaría mantener el contacto”, piden los ciudadanos.

Sanidad estudia ir bajando muy paulatinamente las raciones de Fernando Simón para que los españoles no sufran el síndrome de abstinencia. “Entendemos que cuando alguien prueba un poco de Fernando Simón es imposible que no quiera más, y que un poco de Fernando Simón ya no es suficiente para ninguno de nosotros, pero es necesario prepararnos para vivir sin Fernando Simón”, han declarado desde el Gobierno.