- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

‘Billy el Niño’ es condenado al infierno, donde será torturado eternamente por ‘Billy el Niño’

“OH, MIERDA, ÉL NO, POR FAVOR”, HA DICHO 'BILLY EL NIÑO' AL ENCONTRARSE FRENTE A 'BILLY EL NIÑO'

Sorprendido de que le hayan condenado al infierno tras haber dedicado su vida al trabajo con auténtica devoción, el exinspector de la Brigada Político Social Juan Antonio González Pacheco, más conocido como ‘Billy el Niño’, no ha tardado ni dos segundos en reconocer al que será su torturador por toda la eternidad: él mismo.

“Oh mierda, no, por favor, él no. Él no”, ha dicho ‘Billy el Niño’ al reconocer a ‘Billy el Niño’, el demonio encargado de infligirle torturas absolutamente inhumanas, según han informado fuentes cercanas al infierno.

“¿No había otro? ¡Ponedme a otro! ¡Lo diré todo! ¡Es todo cierto, todo lo que dicen!”, ha gritado el muy cobarde, con la cara roja y chorreando mocos, al ver acercarse al monstruo que le someterá a tormentos inhumanos apenas descriptibles, le insultará y le amenazará durante horas, le hará pasar hambre y le introducirá la cabeza en aguas nauseabundas hasta casi ahogarle, permitiéndole respirar un momento para repetir la operación, y así sucesivamente hasta que pierda el conocimiento.

“La bañera no, por favor”, ha dicho ‘Billy el Niño’ adelantándose a lo que sabe perfectamente que le va a hacer ‘Billy el Niño’ con una devoción, una entrega y una sangre fría inexplicables. Según las fuentes, también se le aplicarán otros castigos como “la barra”, “el pasillo”, “el colgamiento” y otros sadismos propios del infierno.

A continuación, ‘Billy el Niño’ se ha puesto a llorar pidiendo clemencia, se ha orinado encima y ha comprendido que la peor tortura de todas es saber que el monstruo que tiene delante nunca será juzgado y que, de hecho, será posiblemente recompensado y felicitado por sus jefes.

Al cierre de la edición, informan desde el infierno de que ya resuenan por doquier los gritos agónicos de ‘Billy el Niño’ mientras ‘Billy el niño’ se ríe.