- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

El Gobierno dejará salir con un lazo rojo a los gilipollas que no quieren cumplir el confinamiento

“CUANDO LOS VEAS CON UN LAZO ROJO, YA SABRÁS QUE SON UN CASO PERDIDO”, EXPLICAN LAS AUTORIDADES

Los cretinos que rompan la cuarentena por ser unos cretinos ya podrán avisar al resto de la población de que son, efectivamente, unos cretinos luciendo un lazo rojo en el brazo, según ha informado el Gobierno esta mañana.

“Hasta ahora, desde los balcones se ha increpado a la gente para que cambie su conducta, pero todos esos hijos de la gran puta que rompan el confinamiento por sus huevos toreros y que sean absolutamente irrecuperables para la sociedad porque son escorias humanas ya podrán lucir un lazo rojo para avisar de su condición y, de este modo, nadie se molestará en perder el tiempo con ellos porque no vale la pena gastar saliva con semejantes imbéciles”, ha explicado un portavoz de Interior.

“Ves a alguien con el lazo rojo, entiendes que es un gilipollas y ya está, no hace falta explicarle nada. Ya sabes que es un bastardo inservible”, ha detallado el portavoz. De este modo, se distingue a estos individuos de las personas que salen para trabajar o por necesidades médicas.

Algunos de los afectados por esta nueva medida la califican de “aberrante”. Uno de los ellos, Ricardo Merino, considera que «ser gilipollas no da derecho a que te marquen de forma oficial como un gilipollas» y afirma que, después de la crisis, no podrá volver a hacer vida normal y, cuando todo el mundo salga a la calle, tendrá que recluirse en casa.

Por último, fuentes oficiales han informado de que habrá diversos tipos de lazo en función del nivel de estupidez de cada individuo. Así, el color verde identificará a aquellos gilipollas que salgan de casa no únicamente por ser gilipollas, sino porque necesitan además que quien les pida que se queden en casa “no sea Pedro sino Santi”.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.