- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Cómo saber si en tu piso hay ninjas

NUESTROS EXPERTOS TE ASESORAN

Una de las principales preocupaciones, tanto de los propietarios como de los inquilinos, siempre ha sido saber si en su piso hay ninjas viviendo. Estos mercenarios​ entrenados especialmente en formas no ortodoxas de hacer la guerra pueden resultar muy escurridizos y prácticamente invisibles para el ojo humano. Por suerte, a continuación nuestros expertos en vivienda te enseñan una serie de trucos para poder detectarlos.

La botella de leche que tienes en la nevera está mucho más vacía que cuando la dejaste por última vez. Este puede ser un buen indicio de que en tu casa hay ninjas que se beben tu leche a escondidas, pero la verdad es que es imposible de saber.

Te sientes observado en todo momento pero, cuando levantas la mirada hacia el techo, ya no hay nadie. Esto podría significar que en tu casa habita al menos un ninja, pero nunca podrías detectarlo porque es imposible.

Hay huellas de sandalias waraji por todas las paredes de tu casa. Si además sueles percibir sombras moviéndose a enormes velocidades pero, cuando te giras, ya han desaparecido, casi seguro podríamos afirmar que sufres una infestación de ninjas en tu casa, aunque nunca podrás saberlo.

Aunque sueles olvidarte de bajar la tapa del inodoro, siempre aparece bajada. Los ninjas son muy limpios e higiénicos, así que casi con total seguridad hay al menos uno en tu casa que se dedica a bajar la tapa del váter, pero vete tú a saber.

Jamás nadie te pisa lo fregado. Da igual que friegues toda la casa, jamás nadie pisa sobre lo mojado. Nunca aparecen pisadas sobre las superficies en las que has pasado la fregona. Ese es el indicativo más claro de que hay ninjas viviendo contigo. De ningún modo podrás saberlo con seguridad, pero indudablemente es así.

El repartidor de Amazon siempre encuentra a alguien en tu casa. Si en los siete años que llevas viviendo en ese piso el repartidor de Amazon nunca se ha quejado de que no estabas, lo más probable es que en tu casa haya ninjas, pero ni tú ni el repartidor podréis llegar a verlos jamás, porque son ninjas y ellos te ven a ti pero tú a ellos no.

En ocasiones sueñas de manera muy realista que has hecho el amor con un ninja y te despiertas sintiéndote realmente bien. Si te pasa esto es muy probable que en tu casa se haya metido un ninja, pero ni tú ni tus tres hijos súper sigilosos, flexibles y letales en la lucha cuerpo a cuerpo podréis demostrarlo.