- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Así es como hay que salir a la calle con los niños según el Ministerio del Interior

LO PRINCIPAL ES RECORDAR A LOS NIÑOS QUE, SI OS CRUZÁIS CON ALGUIEN MÁS, HAY QUE MATARLO PORQUE OS PODRÍA RECONOCER ANTE UN TRIBUNAL

Tras algunas quejas por parte de otros ciudadanos y comportamientos erráticos de algunos padres, Interior ha publicado una serie de consejos y protocolos para saber cómo hay que salir a la calle con los menores de 14 años.

Antes de salir

Preparar la salida y hablar de ello puede ayudaros a disfrutarla más. Intenta que tus hijos no se ilusionen demasiado y rebaja sus expectativas recordándoles que las aceras son de color gris, que en el asfalto no crece la hierba ni hay conejos y que en las calles de la ciudad no hay rastro de vida ni ocurre nunca nada bonito en ellas.

Cuando te pidan bajar a la calle después de comer recuérdales que primero tienen que hacer la digestión y esperar tres horas. 

Si tu hijo está asustado, el primer día bajad al portal, pisad un poco la acera y volved a casa si está muy fría. El segundo día tocad la acera con un palo, etcétera.

El Gobierno ha dicho que no es necesario que los niños lleven mascarilla. Un disfraz de Pikachu, Hulk o Elsa puede hacer el mismo efecto y no asustará a tu hijo.

Explícale nociones básicas de Física para que recuerde lo que es la dimensión espacial.

Antes de salir, ved Frozen 2.

Durante la salida

Las calles no son radiactivas ni están revestidas de una película invisible de virus. Evita reducir el paseo a una experiencia de continuas prohibiciones: «No toques eso, no te alejes, no, no, no…» Plantea los límites y las normas que quieres seguir antes de dar el paseo, y sé razonable. ¿Tu hijo quiere morder a una paloma? No pasa nada. ¿Tu hijo quiere perseguir a una rata? Déjale que se divierta. ¿Un cartón de vino medio vacío? Para ti es algo horrible, pero para él puede ser un coche, una casa, etcétera. Su imaginación no tiene límites. 

Aunque el tiempo máximo es una hora, es posible que tu hijo quiera volver a casa a jugar a Doom Eternal cuanto antes, no pasa nada.

Si te cruzas con alguien tendrás que matarlo, podría recordar vuestros rostros.

Haced caso omiso de la gente que os insulte desde los balcones y os lance orines.

En las ciudades hay menos coches y es posible que tu hijo eche de menos el humo con el que ha crecido. No le niegues un cigarrillo.

Tienes que ir con mucho cuidado porque el coronavirus puede aparecer de la nada y enseñarle el pene a tu hijo.

Ved Frozen 2 en el móvil.

Después de la salida

Asegúrate de que tu hijo ha sacado partido al paseo haciéndole preguntas para comprobar si ha retenido algo: ¿Cuántos coches rojos hemos visto? ¿Qué resto de basura había entre el buzón y la señal de la parada de taxis?  ¿Qué puntos débiles ha observado en las patrullas de policía?, etcétera.

Anima a tu hijo a celebrar vuestro primer paseo al aire libre con algo especial: aprovecha su buen humor para pedirle que te ordene el trastero o rellene la declaración de la Renta.
Deja que tu hijo se lleve algún recuerdo de la calle para que sea su nuevo amigo, como un adoquín o un vagabundo.

Ved Frozen 2.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones