- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Ya hay más de diez millones de Franes Perea en España a pesar del aviso de «Fran Perea el que lo lea»

LAS ADVERTENCIAS NO HAN SURTIDO EL EFECTO DESEADO

El número de casos de españoles que se convierten en Fran Perea sigue subiendo y ya son más de diez millones los afectados a pesar del aviso de «Fran Perea el que lo lea». Las autoridades están desbordadas y han hecho un llamamiento para que se siga avisando, especialmente en los estados de Whatsapp, de que, si se lee el contenido del texto con el nombre del artista, te convertirás automáticamente en el cantante malagueño.

Cerca del 25% de la población española ya está compuesta por Franes Perea, lo que está generando una inmensa cantidad de canciones sensibles e innumerables reposiciones de la serie Los Serrano. El Fran Perea original ya ha desaparecido entre la masa de Franes Perea y ni siquiera él puede ya distinguirse a sí mismo.

Según los Franes Perea, ya hay más de cien millones de Franes Perea, pero desde el Gobierno rechazan ese dato alegando que “si algo sabemos de los Franes Perea es que no saben sumar muy bien”. Lo que sí se sabe con exactitud es que las advertencias de los usuarios de Whatsapp no han surtido el efecto deseado y sus contactos han leído sus estados convirtiéndose irremediablemente en Fran Perea.

Los familiares del cantautor malagueño están viviendo un infierno, especialmente en fechas señaladas como cumpleaños y navidades, ya que son incapaces de dar cobijo a los más de diez millones de Franes Perea que existen. Las costas españolas también están atestadas de guitarras y ya no hay ni una sola mujer española que no esté saliendo con un Fran Perea.

Al cierre de la edición, el Fran Perea original se ha leído un «Fran Perea el que lo lea» y se ha convertido en un súper Fran Perea, mucho más guapo, mucho más sensible y con unas rimas diez veces más emotivas.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.