- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Vuelve de su viaje a la habitación de los niños asegurando que “aquello es otra mentalidad”

"ES OTRA FORMA DE VIVIR Y DE ENTENDER EL MUNDO", INSISTE

Margalida Torruella, confinada en un piso de Reus, en la provincia de Tarragona, volvió ayer de su viaje a la habitación de sus dos hijos de 9 y 11 años totalmente cambiada. «La experiencia me ha transformado, aquello realmente es otra mentalidad, otra forma de vivir y de entender el mundo», aseguró a su regreso al salón.

Torruella, que cree que no volverá a ser la misma, recomienda hacer el viaje «al menos una vez en la vida». Insiste en que la despreocupación con la que se vive allí, las costumbres tan distintas «que desde la arrogancia solemos tildar de primitivas e incivilizadas», estando en el sitio se perciben de otra manera, como «un constante fluir con la naturaleza, abrazando el caos como parte de lo que somos».

El padre de las dos criaturas, que lleva días intentando «mantener el orden en esta casa, la racionalidad y los ideales ilustrados que son la base de la democracia occidental», se muestra escéptico frente a este «discurso romántico» e insiste en que, donde su esposa ve armonía con la naturaleza, él ve «mugre y abandono». Una visión que ella piensa que se debe «al atrevimiento de opinar sin haber estado nunca allí, quizá por miedo».

El padre no descarta emprender «una misión colonizadora para llevar la civilización donde ahora mismo hay salvajismo». Margalida, agotada aún por la travesía, le desea «mucha suerte intentándolo» y le aconseja que «deje de resistirse a lo inexplorado y ceda, porque de lo contrario nos volveremos todos locos y empezaremos una guerra que acabará en choque de civilizaciones, barbarie y terror».

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones