- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Una familia se queda sin tomar tortilla de patata porque no les queda cebolla

VARIOS VALENCIANOS DE PRO, OBLIGADOS A AÑADIR CHORIZO A LA PAELLA PORQUE "NO QUEDA OTRA"

Las consecuencias del confinamiento comienzan a ser cada vez más dramáticas. En la noche de ayer, una familia de Leganés se quedó sin cenar tortilla de patata porque no les quedaba cebolla. Aunque ya habían empezado a calentar la sartén y a pelar las patatas, al abrir la nevera comprobaron que no había ni una sola cebolla, lo que abortó la preparación de la tortilla de manera inmediata.

“De momento llevamos solo 10 días de confinamiento, no podemos caer en la barbarie de hacer tortillas de patata sin cebolla”, reconoce la madre de la familia. “A veces es mejor irse a dormir con un poco de hambre que traicionar a todo un país y a ti misma”, añade. La prensa ha podido saber que las patatas y los huevos que se iban a utilizar ya se han guardado a la espera de la llegada de cebolla al domicilio.

Desgraciadamente, estos días se viven situaciones similares por todo lo largo y ancho del país. Esta misma mañana, varios valencianos de pro se han visto obligados a añadir chorizo a la paella porque no les quedaba otra. “No quedaban ingredientes y, aunque no todos estábamos de acuerdo, al final optamos por la medida drástica de echarle chorizo”, se sincera uno de ellos. “No estamos nada orgullosos de lo que hemos hecho pero lo hemos hecho y ya no se puede volver atrás”, añade. «Son tiempos de guerra», insiste.

El Gobierno ha recordado que, aunque vivamos momentos desesperados y de escasez, hay que evitar hacer locuras o correr riesgos innecesarios como echar piña a la pizza.