- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Un vaso de Starbucks con el nombre tendrá el mismo valor legal que el DNI

MOSTRAR EL VASO CON EL NOMBRE EN LA COLA DE EMBARQUE BASTARÁ PARA VIAJAR A CUALQUIER PAÍS DE LA UE

Cambio de estrategia en el Ministerio del Interior respecto al Documento Nacional de Identidad (DNI). A partir de ahora, la identificación de un ciudadano mediante la lectura de su nombre escrito a rotulador en un vaso de café de Starbucks tendrá valor legal y servirá para hacer cualquier gestión administrativa.

Un informe encargado el mes pasado por la Administración ha confirmado que nadie usa las prestaciones del llamado «DNIe 3.0» con chip de tecnología NFC. «En teoría te puedes identificar desde el ordenador con el DNI electrónico, pero siempre se cuelga y los lectores ni siquiera son compatibles con Mac», declaran miles de usuarios descontentos. Por tanto, el Gobierno ha decidido adaptarse a la realidad de los españoles, que van por la calle con un vaso humeante que les identifica «sin necesidad de chips ni de carnés que se pierden y se deterioran».

El Gobierno y la cadena de cafeterías han implementado un protocolo conjunto que obligará a los camareros a escribir el nombre de cada ciudadano «de forma legible y con tinta permanente». Este sistema es, según sus responsables, «más que suficiente para cualquier gestión». Se prevé que en el futuro el vaso de Starbucks sustituya también al pasaporte, de modo que mostrar el recipiente en el control del aeropuerto y en la cola de embarque será la única gestión necesaria para viajar.

El precio de los cafés de Starbucks podría parecer un serio impedimento para los españoles que no pueden permitirse consumir en estos locales. La Administración recuerda, sin embargo, que en virtud del nuevo acuerdo Starbucks tiene la obligación de inscribir el nombre de cualquier ciudadano en un vaso de café «incluso si el vaso en cuestión se ha sacado de la basura o se ha comprado en un supermercado».

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.