- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Un estudio demuestra que trabajar desde casa dejando que tu jefe se mude contigo y te vigile por encima del hombro es más productivo que hacerlo desde la oficina

"AL FINAL HAY QUE CONFIAR EN EL TRABAJADOR", DICEN LOS NUEVOS EMPRESARIOS

Dejar que tu jefe se mude a tu domicilio, te mire por encima del hombro mientras trabajas y comparta 24 horas diarias contigo es más productivo que trabajar desde la oficina, según se desprende de un estudio publicado esta semana por el Instituto Español de Estudios Empresariales. “Convivir con el trabajador en su propia casa aumenta la productividad un 45%, aunque eso es algo que muchos jefes se niegan a aceptar porque tienen el prejuicio de que en la oficina controlan más a la gente cuando es justo lo contrario”, explica en el informe Ramón Ontiveros, propietario de una empresa tecnológica.

El factor determinante para apostar por el teletrabajo, según Ontiveros, es facilitar a los empleados todo el instrumental que necesiten para trabajar desde casa, instalando en sus domicilios máquinas de fotocopias, ordenadores de sobremesa, carteles motivacionales y un mostrador de recepción. “La idea es que se sientan cómodos y no tengan horarios de trabajo tan estrictos como en la oficina, sino que puedan dedicar al trabajo lo que consideren desde que se despiertan hasta que se acuestan y les damos las buenas noches”, explica Ontiveros.

“Hay que ir olvidándose de los viejos modelos anquilosados que separan vida y trabajo como si fueran cosas distintas”, afirma el empresario, que ya está animando a todos sus trabajadores a buscar un piso grande en el que quepan todos.

Al cierre de la edición, los empleados de Ontiveros han pedido permiso para trabajar desde la oficina insistiendo en que es más productivo el teleteletrabajo que el teletrabajo.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.