- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

En una acrobacia dialéctica sin precedentes, papá logra relacionar el coronavirus con el feminismo

«No podíamos tocar a las mujeres por el feminismo y ahora si lo haces te vas directamente a la tumba». Así ha logrado papá vincular la pandemia del coronavirus con el feminismo en una acrobacia dialéctica que ha dejado pasmados a los demás miembros de la familia. «Ha empezado con lo de tocar a las mujeres y no nos lo podíamos creer, pero es que luego lo ha llevado mucho más lejos, nos ha dejado con la boca abierta a todos», confiesa el hijo mayor.

Papá ha llegado a decir que «el chino ese que se folló al murciélago lo hizo seguramente porque su mujer no le hacía caso, y eso que allí el feminismo no ha llegado, pero es cuestión de tiempo, porque las pandemias es lo que tienen: ellos nos traen su mierda y nosotros les mandamos la nuestra». Insiste la familia en que el hombre «iba saltando de un tema a otro como un futbolista pasándose el balón de un pie al otro, la verdad es que se puede considerar una forma de arte esto que hace».

«¿Ha dicho feminivirus? Ha dicho feminivirus. Es un maestro», repetía asombrada la hija este mediodía, incapaz de replicarle «porque cualquier interrupción hubiera estropeado esta catedral de la demagogia que estaba construyendo en tiempo real». El hermano lo confirma: «Era puro jazz».

«Que nos maten ya, que es lo que quieren», zanjaba el hombre, indignado, aludiendo a la inoperancia «del coletas y la tontita esa», una expresión, «la tontita esa», que emplea para referirse a cualquier mujer con algún tipo de responsabilidad institucional.

Como bien resumía la hija menor de la familia, «si el odio se pudiera beber, papá sería un maestro coctelero».

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.