- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Dos años de entrenamiento yendo a ‘Escape Rooms’ no han servido absolutamente para nada, confirman los españoles

“ES POSIBLE QUE FUERA TODO UNA PÉRDIDA DE TIEMPO”, OPINAN ALGUNAS PERSONAS

Con la ligera sospecha de que quizá todo fue una “auténtica pérdida de tiempo”, los españoles que habían asistido a alguna Escape Room han comprobado que ese entrenamiento no ha servido absolutamente para nada una vez ha llegado “la prueba de fuego del confinamiento por cuarentena”. Muchos han empezado a lamentarse por redes sociales y a pensar que, quizá, asistir a tantas actividades de ese tipo era un “entretenimiento estúpido” que no servía ni para “acostumbrarse a estar encerrado, ni para desarrollar aptitudes sociales, ni para aprender a mantener la calma”.

“He estado en búnkeres nucleares, en calabozos medievales… y ahora veo que la Escape Room más difícil es mi propia casa, porque nada es peor que un piso pequeño con dos niños de 5 y 8 años que no te dejan concentrarte”, explica Roger Surinyac, de Barcelona, que hasta hace poco alardeaba de ser un experto en Escape Rooms.

“Había asistido a una llamada Prison experience que duraba más de 90 minutos, pero nada como esto, que durará semanas”, añade. Ahora se siente “un poco gilipollas” por haber participado en tantas gincanas pagando dinero y considera que son “un poco timo”.

Los ciudadanos consideran también que la Escape Room actual, en la que no pueden salir de sus propias casas, es un reto casi imposible porque, si logras escapar, el Gobierno te multa.