- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Siete preguntas que debes hacer cuando te entrevisten para un trabajo (y algunas otras que debes evitar) si varios mapaches te siguen a todas partes porque hueles a basura y vives en una furgoneta al lado del río

EN LAS ENTREVISTAS HAY QUE MOSTRAR INICIATIVA PERO ES MEJOR HACER COMO QUE LOS MAPACHES NO ESTÁN

La estrategia a la hora de preparar una entrevista de trabajo es clara: elaborar respuestas a las posibles preguntas que te hagan sobre el hecho de que te has presentado con siete mapaches al proceso de selección y escenificar mentalmente la forma en que nos venderemos frente al entrevistador, haciéndole comprender que los mapaches no entorpecerán tu desempeño en el puesto porque ahora son tu familia y en cuanto dejes de oler a basura se irán. 

Al final de la entrevista, la empresa brinda un turno de preguntas para saldar dudas sobre la oferta. Una ocasión que se puede aprovechar también para marcar la diferencia en la candidatura.

“Muchas personas se estresan con este momento y adoptan un papel más pasivo en la entrevista”, confirma Sandra Joso, experta en desarrollo profesional y comunicación. “Es conveniente aprovechar para hacer preguntas, sabiendo cómo y cuándo hacerlas. Mejor cuando el entrevistador ha terminado, con elegancia y haciendo caso omiso de los mapaches que nos han seguido desde el río porque a lo mejor olemos mal o quizá nos han adoptado y son nuestros hermanos”. Lo esencial, dice la experta, es dejar claro que seguimos siendo mujeres y profesionales y que no nos estamos convirtiendo en mapaches poco a poco, sino que nuestra humanidad está aún bastante presente.

Estas son las preguntas que debes hacer.

¿Qué os ha llamado la atención de mi perfil?

¿Qué esperáis de la persona que ocupe el puesto?

¿Cuáles serán exactamente mis funciones?

¿Cómo valoráis el éxito en esta posición?

¿Cómo es el organigrama de la empresa?

¿Cuál es el plan de carrera dentro de la empresa?

¿Qué es lo mejor de trabajar aquí?

Y estos son los temas que, aunque para ti son muy importantes, es mejor no preguntar, al menos en la primera ronda, según la experta: 

¿Está mal visto acceder a mi lugar de trabajo por lugares poco habituales como las cloacas, las ventanas o los conductos de ventilación?

¿Está muy lejos el río? ¿Dónde están los cubos de basura?

¿Hay cazadores, peleteros y tramperos en esta oficina?

¿Molesta mucho si traigo pescado (quizá crudo) entre los dientes?

¿Puedo venir a trabajar de noche teniendo en cuenta que mis hábitos son casi completamente nocturnos?

¿Hay posibilidad de trabajar a distancia desde el pantano o, mejor aún, posibilidad de pedir un traslado a una sede que esté situada cerca de un pantano o en el mismo pantano, sin mobiliario ni ordenadores sino simplemente con troncos a medio pudrir, barro e insectos?

¿Es motivo de despido robarle la comida a los otros trabajadores y dejarla mordisqueada por ahí?

¿Qué política de andar a cuatro patas hay por aquí?

¿Iiiiihhhhhhh? [ruidos]

¿Está mal visto trepar? No me refiero a ser ambicioso en la empresa, sino a subirse a sitios.

¿Molesta mucho si mastico con la boca abierta?

¿Me puedo comer esta libreta?