- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Por primera vez, la infanta Nerea accede a participar en el posado oficial de la Casa Real

LE HAN ELIMINADO DIGITALMENTE EL BRAZALETE CON LOS COLORES DE LA REPÚBLICA QUE SIEMPRE LLEVA EN LA MUÑECA

Tras años de súplicas, la infanta Nerea ha accedido por primera vez a acompañar a su familia en un acto público y ha aceptado a osar en una de las nuevas fotografías oficiales de la Casa Real, donde aparece a un lado de sus hermanas y sus progenitores, los reyes de España. “La infanta Nerea tiene un perfil bastante privado y se suele mostrar esquiva, cuando no directamente hostil, a toda la actividad de la Corona”, explica a El Mundo Today una fuente cercana a la Casa Real. 

“¿Ya? Venga, coño, que tengo deberes, joder”, dijo la infanta Nerea durante el minuto escaso en el que posó junto a su familia para la retratista Estela de Castro, la encargada de renovar las fotos oficiales de la familia. La hija mayor de los reyes tampoco accedió a vestirse “como una pija” para el posado porque, según dijo, le da vergüenza. Sus Majestades, según se sabe, respetan su intimidad y confían en que su republicanismo sea “una fase propia de la edad”. Asumen que su actitud respondona y su ropa “demasiado normal” resultan poco adecuadas para los encorsetados actos oficiales.

Respecto al brazalete con la bandera republicana que luce en todo momento, la Casa Real no ha hecho declaraciones pero se sospecha que podría haber sido eliminado digitalmente.

De la infanta se sabe que asiste a un colegio público, que se ha declarado abiertamente feminista y republicana y que está saliendo con un chico que se llama Rubén.

Nerea decidió abdicar en favor de su hermana Leonor (a quien llama despectivamente «Rubita Palacios») en 2010.