- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Nace Amazon Handmade: disfraces que parecen hechos a mano para las madres que se sienten culpables

EN EL FUTURO VENDERÁN TAMBIÉN TARTAS "CON MALA PINTA" QUE PARECEN CASERAS

Se acercan los carnavales y son muchas las madres que se encuentran con el dilema de fabricar un disfraz a mano para sus hijos o comprarlo en Amazon. Algunas por falta de tiempo, otras por falta de ganas y otras porque son “unas absolutas inútiles con la costura y con más cosas”, asegura Wendy Randall, creadora de la firma y residente en España desde 2011. 

La marca está principalmente dirigida a las mujeres porque, según ha declarado Randall, “los padres no suelen sentirse culpables por estas cosas y las madres se sienten culpables por casi todo, incluso por sentirse culpables por casi todo”. 

La joven emprendedora afirmaba en unas declaraciones que es consciente de la importancia que tiene la opinión de los demás sobre la maternidad; por eso, bajo el lema “Lo que importan son las apariencias”, Amazon Handmade se esfuerza en hacer la ropa mal, para que parezca que el disfraz lo has hecho tú y que no has sido una frívola inútil incapaz de dedicarle tiempo a lo más importante que tienes en la vida, que es tu hijo, aunque luego bien que te sobra para ver series en Netflix. 

“Todos sabemos que las nuevas generaciones de madres ya no dedican el tiempo que dedicaban las nuestras a la costura, y eso que coser empodera un montón, por eso pensamos en lo importante que era volver a esa costumbre, con disfraces imperfectos, pero confeccionados con el cariño de una madre abnegada”, afirma Randall. 

Una funda de almohada azul con dos agujeros para los brazos como vestido de Elsa, un traje de Superman con una S de cartulina mal pegada o El Rey León sin agujero en la careta para respirar, “como podría pasarle a cualquiera”, son algunos de los disfraces más vendidos por el momento. 

Randall y su equipo creativo ya están trabajando en una firma dirigida a las madres que se sienten culpables por comprar en Amazon Handmade porque se sienten culpables por comprarlo todo en Amazon. “En cuanto encontremos un nombre más comercial daremos a conocer los detalles”, declara la empresaria.

Amazon planea también una sección de alimentación que proporcionará tartas con mala pinta, como si hubieras cocinado para el cumpleaños de tu hijo, piezas enteras de carne, para que parezca que has ido tú a cazarla, frutas y verduras sucias y estropeadas, para que todos piensen que tienes casa en el pueblo, o incluso un apartado tecnológico que ofrecerá teléfonos construidos con dos vasos de yogur unidos por una cuerda, como si el móvil te lo hubieras hecho tú mismo para huir del capitalismo. 

Wendy Randall concluía sus declaraciones asegurando que el sentimiento de culpa del primer mundo ofrece infinitas posibilidades de negocio y que “no piensa desaprovecharlas”.